China

China busca activamente acuerdos bilaterales de comercio e inversión fuera de la Osrganización Mundial de Comercio. El gobierno le dio prioridad a forjar acuerdos con los países asiáticos circunvecino, pero también con muchos otros países de los que depende para obtener minerales, energía, alimentos, infraestructura y apoyo geopolítico.

Beijing ha firmado acuerdos bilaterales de comercio con ASEAN (2002), Hong Kong (2002), Macao (2003), Tailandia (2003), Nigeria (2005), Chile (2006), Pakistán (2006), Nueva Zelanda (2008), Perú (2008), Singapur (2008), Costa Rica (2010), Taiwán (2010), Suiza (2013), Islandia (2014), Australia (2015), Corea (2015), Georgia (2017) and Maldivas (2017).

Actualmente China está en negociaciones bilaterales con la Unión Económica Euroasiática, la Unión Europea (de inversión), el Consejo de Cooperación del Golfo, Israel, Mauritius, Moldavia, Nueva Zelanda (para actualizar el acuerdo actual), Noruega, Pakistán (actualización), Singapur (actualización), con la Unión Aduanera de África Austral y con Sri-Lanka, así como con Japón y con Corea en miras a un acuerdo de tres vías. En el horizonte están conversaciones encaminadas a eventuales negociaciones con Canadá, Chile (actualización), Colombia, Fiji, México, Mongolia, Nepal, Papúa Nueva Guinea, Palestina, Panamá, Perú (actualización), Suiza (actualización) y Uruguay.

Regionalmente, China propuso un Área de Libre Comercio Asia-Pacifico, una iniciativa que podría abarcar a los 21 países de la Cooperación Económica Asia-Pacífico, en directa rivalidad con los proyectos encabezados por Estados Unidos como la Asociación del Acuerdo Transpacífico. Pero la iniciativa está actualmente en espera.

China forma ahora parte de las charlas en torno a la Asociación Económica Regional Integral (AERI o RCEP como se le conoce por sus siglas en inglés). Esta asociación es un acuerdo mega-regional de comercio propuesto por la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático con sus socios con quienes tiene TLCs: China, Japón, Corea del Sur, India, Australia y Nueva Zelanda.

Si se concreta, las corporaciones chinas tendrán acceso a India —en bienes, servicios e inversiones— algo que no le brindan sus propios TLCs.

China también considera la RCEP como un elemento clave para su “Iniciativa del Cinturón y Ruta de la Seda” (conocida como BRI por sus siglas en inglés, un proyecto de infraestructura que intenta vincular Asia con Europa pasando por África, y con una extensión a América Latina.

China también utiliza la Iniciativa Cinturón y Ruta de la Seda pa empujar a más países a firmar acuerdos de libre comercio y así consolidar su apalancamiento de inversiones y comercio que dicho comercio busca abrir.

última actualización: junio de 2018


Leer más

Leer menos