UE-Mediterráneo

El Área de Libre Comercio Euro-Mediterráneo (EMFTA, por sus siglas en inglés) es una zona de libre comercio en proceso de construcción a partir de la Declaración de Barcelona, un programa marco que fue adoptado en 1995. Se lo está construyendo paso a paso a través de una serie de TLC bilaterales (denominados Acuerdos de Asociación) entre la UE y cada uno de los Estados que bordean el Mar Mediterráneo, así como a través de los llamados TLC horizontales entre los países mediterráneos que no son miembros de la UE, tales como el Acuerdo de Agadir.

Los países en cuestión son Argelia, Egipto, Israel, Jordania, Líbano, Marruecos, Siria, Territorios Palestinos, Túnez y Turquía. (Libia está marginada del EMFTA como tal, pero la UE le ofrecerá negociar por separado un acuerdo bilateral de libre comercio e inversiones).

Mucha gente tilda las ambiciones de la UE en pos de la construcción de esta “asociación” especial con los Estados del Norte de África y el Medio Oriente—que implica no solamente la liberalización del comercio y las inversiones sino asimismo profundas reformas políticas que en Bruselas denominan “aproximación” de las instituciones políticas y legales de otros países a las propias de la UE—tanto de imperialistas como neocoloniales. Esto cobra aún mayor importancia a la luz de los planes de Estados Unidos que pretende tejer un TLC EEUU-Medio Oriente (MEFTA, por su sigla en inglés), ya que ambas iniciativas compiten directamente entre sí.

Estaba previsto que el EMFTA se concluyera en el 2010. Sin embargo, el estudio de impacto en la sostenibilidad encargado por la UE ya prevé que el acuerdo implicará consecuencias sociales y ambientales negativas importantes. Para complicar aún más las cosas, el Presidente francés Sarkozy lanzó en julio de2008 la iniciativa de crear una Unión del Mediterráneo que incluiría solamente a los países que bordean el Mar Mediterráneo. Además, también se han planteado cuestionamientos respecto a por qué la UE no fusiona su iniciativa de un TLC Mediterráneo con su iniciativa de TLC con el GCC.

En septiembre de 2011, la UE anunció la apertura de las negociaciones sobre acuerdos comerciales "completos y profundos" con Egipto, Jordania, Marruecos y Túnez. En febrero de 2012, la UE y Marruecos firmaron un acuerdo de comercio agrícola (que abarca también la pesca). Los críticos han señalado que el acuerdo promoverá la explotación del territorio en disputa del Sáhara Occidental, que los principales benefactores serán las empresas transnacionales y el rey de Marruecos, y que los pequeños agricultores van a sufrir en el marco del acuerdo.

última actualización: mayo de 2012


Leer más

Leer menos