EEUU-Australia

El TLC entre Estados Unidos y Australia (o AUSFTA por sus siglas en inglés) se firmó el 18 de mayo de 2004 y entro en vigor el 1 de enero de 2005. Se trata de un acuerdo abarcativo que incluye los siguientes capítulos: Acceso al mercado de bienes, agricultura, productos farmacéuticos, servicios transfronterizos, servicios financieros, comercio electrónico, inversiones, derechos de propiedad intelectual, contratación pública, política de competencia, asuntos laborales, medioambiente y solución de diferencias.

A lo largo de las negociaciones, los contenidos del acuerdo resultaron problemáticos para diversos sectores a ambos lados del Pacífico. Los agricultores estadounidenses consiguieron excluir al azúcar del acuerdo, pero tendrían que enfrentar la nueva competencia de las importaciones lácteas de Australia. En Australia el acuerdo enfrentó mucha oposición social, siendo el acceso a medicamentos asequibles la mayor preocupación. El TLC obliga a Australia a proteger las patentes y los derechos monopólicos de las empresas farmacéuticas estadounidenses, poniendo directamente en riesgo el sistema australiano de medicamentos subsidiados conocido como Pharmaceuticals Benefits Scheme (PBS).

El TLC se transformó en un tema electoral clave a finales de 2004. No obstante, el Primer Ministro Howard consiguió la re-elección y al concluir el año llegó a un acuerdo final con la administración Bush respecto del capítulo sobre medicamentos, garantizando así la entrada en vigor del acuerdo a principios de 2005.

Tras un año de TLC, el debate sobre sus impactos estalló en Australia. En es primer año, las exportaciones estadounidenses a Australia se multiplicaron exponencialmente, mientras que las exportaciones australianas a Estados Unidos cayeron abruptamente. De otra parte, las empresas farmacéuticas estadounidenses estaban desconformes con las salvaguardas limitadas que aún protegían al sistema de medicamentos subsidiados (PBS) de Australia, y comenzaron a movilizarse para conseguir su eliminación.

En 2007, Australia tuvo un déficit comercial de US$ 13.600 millones con Estados Unidos —el más alto que jamás haya registrado con cualquier socio comercial. El Instituto Nacional de Investigaciones Económicas e Industriales estimó que el TLC EEUU-Australia le podría costar hasta US$ 50.000 millones y 200.000 empleos a la economía australiana.

última actualización: mayo de 2012


Leer más

Leer menos