Bélgica lleva el CETA al TJUE para que aclare si cumple con el derecho de la Unión

JPEG - 49.3 ko

Bélgica lleva el CETA al TJUE para que aclare si cumple con el derecho de la Unión

Por Público | 6-9-17

Su dictamen será vinculante pero no afectará a la entrada en vigor provisional de este acuerdo, prevista para finales de este mes. Uno de los puntos a revisar es el mecanismo de resolución de disputas que permite a las empresas demandar a Estados ante tribunales privados, y no ante las justicias nacionales.

El TTIP canadiense ha sufrido un nuevo golpe. Bélgica ha pedido este miércoles al Tribunal de Justicia de la Unión Europea un dictamen vinculante que aclare si el polémico acuerdo de libre comercio negociado entre la Unión Europea y Canadá (CETA, por sus siglas en inglés) “es compatible con los Tratados de la UE, en lo que afecta a los derechos fundamentales”, según ha informado el Gobierno belga.

La entrada en vigor provisional del tratado está prevista para finales de este mes, tras lograr el visto bueno de la Eurocámara, los 28 -sólo en el Consejo Europeo- y Canadá ; pero necesita aún la ratificación a nivel nacional de todos los Estados miembros para que sea aplicado de manera definitiva.

Valonia, que retrasó la aprobación del CETA por parte de Bélgica a nivel europeo, puso como una de las condiciones para retirar sus reservas que el acuerdo negociado se sometiera al dictamen del Tribunal con sede en Luxemburgo, específicamente en lo que respecta al Sistema de Tribunal de Inversiones (ICS), el criticado mecanismo que permite a las multinacionales demandar a Estados si consideran perjudicadas sus inversiones.

Campaña No al TTIP : “Estamos convencidos que el Sistema de Tribunal de Inversiones del CETA atenta contra el Estado de Derecho y la democracia

Con todo, la consulta presentada por Bélgica no afectará a la aplicación temporal del CETA, según ha explicado el Ministerio de Exteriores, ya que las disposiciones sobre las que se pide un dictamen no entrarán en vigor hasta la aplicación definitiva del acuerdo de libre comercio.

En concreto, el Gobierno belga pide un dictamen sobre la compatibilidad del pacto comercial con el derecho de acceso a los tribunales, el derecho a una justicia independiente e imparcial, el principio general de igualdad y el imperativo de ‘efecto útil’ del derecho comunitario y la competencia exclusiva del TUE para interpretar el derecho de la UE.

El documento que ha presentado el viceprimer ministro y ministro de Exteriores belga, Didier Reynders, ante el tribunal europeo es el resultado de seis meses de negociaciones entre los poderes federales y regionales en el país.

La Campaña No al TTIP felicita al “movimiento social belga”

Por su parte, dese la Campaña estatal Stop TTIP, CETA y TiSA, han felicitado al “movimiento social belga” por lograr esta revisión del tratado canadiense por parte del Tribunal. “Ningún otro gobierno europeo había aceptado presentar esta solicitud de dictamen vinculante“, recuerdan.

Rememoran también que varias asociaciones europeas de jueces, académicos y ONG especializadas en el análisis jurídico “han planteado reiteradamente dudas sobre esta compatibilidad”. “Nosotros estamos convencidos que el Sistema de Tribunal de Inversiones del CETA atenta contra el Estado de Derecho, la democracia y los derechos fundamentales de la ciudadanía“, apostillan.

“Celebramos ese tipo de victorias parciales porque nos ayudan contra el autoritarismo de las instituciones europeas, como por ejemplo el intento de la Comisión Europea de impedir que los parlamentos nacionales se pronuncien y voten sobre tratados comerciales como el CETA o el TTIP u otros que se están negociando con Japón y el Mercosur”, zanjan.

source: No al TTIP