Chile - Tratado de Libre Comercio con Argentina: poco de comercio, mucha regulación al Estado

JPEG - 35.2 kb

Chile - Tratado de Libre Comercio con Argentina: poco de comercio, mucha regulación al Estado

Por Chile Mejor sin TLC | 3-10-18

Para este jueves 4 de octubre está en tabla de la Cámara de Diputados la aprobación del Acuerdo Comercial entre Chile y Argentina.

El TLC entre Chile y Argentina fue firmado en noviembre del 2017, con el objetivo de extender el Acuerdo de Complementariedad Económica (ACE) N°35 vigente desde 1996.

Este tratado es presentado sólo como un nuevo “marco regulatorio” que “profundiza y extiende el marco jurídico bilateral del espacio económico”, sin embargo la verdad es que reafirma los privilegios de las empresas transnacionales en nuestros territorios, quitando cada vez más derechos a los ciudadanos y ciudadanas.

Luciana Ghiotto, investigadora e integrante de Argentina Mejor sin TLC explica que “estamos ante un tratado que lo que hace es incorporar una serie de capítulos que son sobre los llamados temas regulatorios, que se inmiscuyen con los procesos regulatorios de los países, lo que se logra mediante cláusulas que comprometen a los Estados en materia de inversiones, de comercio electrónico, de servicios, telecomunicaciones y coherencia regulatoria. Entonces estamos ante temas que nada tienen que ver con comercio, todo tiene que ver con regulación y el rol del estado en el manejo de la economía” concluye Luciana.

Por otra parte, este acuerdo se anuncia como un Tratado moderno ya que integra temáticas de Género, Medio Ambiente, Laboral y Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MiPyME), sin embargo, indica Luciana, cuando se lee detenidamente estos capítulos se da cuenta que, por ejemplo, el capítulo de género y comercio no plantea ninguna solución real a las mujeres que se ven afectadas por la totalidad de la liberalización que implica el tratado”, es decir son palabras de buena voluntad, pero sin capacidad de influir de modo real sobre la política de ambos Estados.

Otro de los puntos criticados de este, y de todos los acuerdos comerciales firmados por Chile, es que su negociación, discusión y ratificación se ha realizado sin exigir estudios de impacto por sectores sociales y económicos ni incluir a la ciudadanía en el debate.

Por último, para Luciana Ghiotto los nuevos acuerdos comerciales entre países Latinoamericanos buscan avanzar hacia una convergencia entre los bloques de la alianza del pacífico y el Mercosur en el contexto de guerra comercial internacional, Sin embargo dicha convergencia entre la Alianza del pacífico y el Mercosur, está basada solamente sobre los pilares de la liberalización comercial y la competencia entre países y no desde principios de complementariedad y solidaridad que es lo que podría hacer que nuestras economías puedan salir del atraso y la pobreza. Esta confluencia a través de tratados de libre comercio está planteada para entregar derechos a las empresas y sin ponerles requisitos de desempeño o estándares medioambientales, laborales o en derechos humanos.