China se posiciona como la defensora de la globalización en la era Trump

JPEG - 63.8 kb

China se posiciona como la defensora de la globalización en la era Trump

Por La Nación | 5-3-17

Mientras que en EE.UU. y Europa demandan mayores controles comerciales, los líderes chinos defendieron públicamente el libre comercio en la sesión inicial del congreso legislativo anual.

El primer ministro chino, Li Keqiang, posicionó ayer a su país como el máximo defensor de la globalización económica y, como contrapeso del discurso proteccionista promocionado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump , y la victoria del Brexit en Gran Bretaña, prometió involucrarse más en la gobernanza internacional, algo que hasta ahora evitó y relegó en otras potencias.

"China es un país responsable. Frente a los profundos cambios de la política internacional y en el escenario económico, China siempre se posicionará del lado de la paz y la estabilidad, siempre se comprometerá con la equidad y la justicia, y siempre trabajará por la paz mundial, contribuirá al desarrollo global y defenderá el orden internacional", dijo Li frente a los 5000 funcionarios y miembros del Partido Comunista que participaron de la sesión plenaria de apertura de la Asamblea Nacional del Pueblo

"Nos opondremos al proteccionismo en todas sus formas y nos involucraremos más en la gobernanza global", agregó el premier en el inicio de esta cita anual, en la que la cúpula del régimen comunista chino suele definir la agenda económica, política y social para todo el año.

En su discurso, Li fijó el objetivo de crecimiento para la segunda economía del mundo en "alrededor del 6,5% o más, si es posible". A pesar de la débil coyuntura, en 2016 se registró un crecimiento del 6,7%.Con el crecimiento de este año se espera poder crear 11 millones de puestos de trabajo, un millón más que el año pasado, dijo Li. El dirigente pidió que se preste atención a los riesgos del aumento de la deuda china, que los economistas consideran una amenaza cada vez más grande al crecimiento.

Los miembros del Parlamento chino están reunidos desde ayer, y hasta el 15 de marzo, en la gran cita política anual a la que acuden directivos del partido, millonarios, monjes y representantes de las minorías étnicas. El discurso de apertura del primer ministro, difundido en directo por televisión y seguido por los parlamentarios, es clave porque revela el objetivo de crecimiento económico y traza la orientación política del gobierno.

En su intervención de más de una hora y media, el primer ministro advirtió: "La evolución de los acontecimientos dentro y fuera de China exige que nos preparemos para afrontar situaciones difíciles y complicadas".

Li no anunció grandes iniciativas, pero se esperaba que el Partido Comunista intentase evitar sorpresas antes del congreso de final de año en el que el presidente del país, Xi Jinping , será reelegido para otro mandato de cinco años. Los analistas cuentan con que los líderes chinos utilicen el congreso legislativo para enfatizar la reducción de los riesgos financieros y para mantener el crecimiento económico estable.

En un momento en que Estados Unidos y Europa demandan controles comerciales, Li advirtió que Pekín afronta "situaciones más complicadas y graves" a nivel nacional que en el extranjero.

"La tendencia a la desglobalización y el proteccionismo está creciendo -señaló Li-. Hay muchas incertidumbres sobre la dirección de las políticas de las grandes economías y sus efectos, y los factores que podrían crear inestabilidad e incertidumbre están creciendo visiblemente."

Los líderes chinos defendieron públicamente la libertad de comercio en respuesta a las promesas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de elevar los aranceles sobre los productos chinos, aunque los socios comerciales de Pekín se quejan de que el país es la más cerrada de las grandes economías mundiales.

Li prometió "igualdad de oportunidades" y "reglas justas" para las empresas privadas en una economía controlada por el Estado. Anunció cambios como la reducción de impuestos para compañías pequeñas y la simplificación del proceso para registrar una firma privada.

A pesar de las tensiones con Estados Unidos, el gobierno chino ha decidido que el gasto militar sólo crezca "en torno a un 7%", según dijo la vocera Fu Ying, lo que sería la menor cifra de los últimos siete años. Los observadores consideran que se trata de una señal de contención, que también se argumenta con un menor crecimiento. Trump quiere aumentar el gasto militar en un 10%.

Agencias AP, DPA y AFP

keywords:
source: La Nación