Corea retira textos del país del Tratado de Libre Comercio

JPEG - 214.8 kb

Corea retira textos del país del Tratado de Libre Comercio

Por Urias Gamarro | 30-3-17

El equipo técnico de negociación de Corea del Sur decidió retirar de los textos del acuerdo comercial negociado, los capítulos acordados con Guatemala, ante la negativa del país de firmar el acuerdo comercial en junio próximo.

La decisión fue expuesta ayer por Lee Woonho, embajador del país asiático en Guatemala, quien con un semblante de preocupación afirmó que no era lo que esperaban; sin embargo, dijo que aún hay una luz al final del túnel, pues esperan que Guatemala se adhiera luego de que sea firmado por los otros países del Istmo.

“Debemos de tener fe de que se lograrán los acuerdos a lo interno del sector privado y que Guatemala se adhiera”, aseguró Woonho a Prensa Libre.

En la última fase de negociación la Cámara de Industria levantó la mano y expuso su oposición al acuerdo por considerarlo como una amenaza al sector de metalurgía —aceros—, mientras que otros sectores productivos como el exportador, comercio y agropecuario, pidieron que se firmara, lo que ha provocado diferencia de opiniones entre los gremios.

¿Cuál es la posición de Corea por la situación de Guatemala en el TLC?

El Gobierno coreano, siente mucha pena de que Guatemala no haya podido lograr un acuerdo entre los sectores productivos, es algo que los empresarios y ciudadanos tienen que asumir.

Sentimos pena de que el Gobierno no logró hacer un papel mayor para lograr un consenso con los sector privados. La participación del Gobierno no fue activa en este problema.

¿Qué les preocupa?

Que en el futuro cuando Guatemala quiera participar, cuando se realicen las negociaciones para poder integrarse a este pacto, pase lo mismo.

La razón es que el Gobierno no tiene una participación más activa.

¿Qué es lo que esperan?

Que el Gobierno tome una participación más activa en la coordinación de los intereses de cada sector.

Estoy seguro de que el Gobierno de Guatemala desea participar en este TLC. Sin embargo, en esta ocasión no pudo tomar un papel más activo en la coordinación de los sectores que tienen punto de vista diferentes.

En este caso, el sector privado tuvo más fuerza y poder que el gobierno.

Entonces, ¿Qué pasará con una línea de crédito para Guatemala por parte de Corea?

Es un crédito por US$30 millones —Q222 millones— entre el banco de comercio exterior de Corea del Sur (Korea Eximbank) que se suscribirá con el Banco Industrial de Guatemala (BI), que tiene como propósito activar y expandir el comercio entre Guatemala y Corea.

Para este objetivo, la línea de crédito se otorgó con condiciones favorables y el 3 de abril se sucribirán los acuerdos.

¿Qué significa el atraso en la relación comercial?

Lo que preocupa es que pueda demorar el proceso de adhesión de Guatemala al TLC.

El comercio y la inversión entre Guatemala y Corea son muy activos. En todo caso, si se sigue demorando la participación de Guatemala en el TLC pueden haber repercusiones.

¿Cómo cuáles?

En Guatemala hay muchas empresas de capital coreano y realizan constantes inversiones, sobre todo en el sector de vestuario y textil.

Para estas compañías, es más fácil instalarse en países con los cuales ya este en vigencia un acuerdo comercial.

Por lo tanto existe la posibilidad, y no podemos descartarla, que las empresas coreanas se trasladen a Honduras o Nicaragua.

En el TLC no solo se incluye la apertura de mercado, si no también distintos tipos de cooperación como tecnológica que se pueden destinar a los países en los cuales ya se han firmado los TLC, por lo que puede ser un riesgo para Guatemala.

¿Es válido el argumento del sector industrial?

Es obvio para un sector que tiene competencia con otro coreano que este en desacuerdo.

Se puede pensar que tendría pérdidas, si es que compiten con la industria coreana; sin embargo, tengo entendido que Guatemala tiene abierto el sector de metalurgia con Estados Unidos y México.

El hecho de que solo se opongan con el sector metalurgia con Corea es un poco raro.

keywords:
source: Prensa Libre