El Consejo de los Canadienses se opone al Acuerdo de Comercio de Servicios (TISA)

El Consejo de los Canadienses se opone al Acuerdo de Comercio de Servicios (TISA)

Por The Council of Canadians (Canadá) | 8-6-17

JPEG - 6.7 kb

El Consejo de los Canadienses se opone al Acuerdo de Comercio de Servicios (TISA), un acuerdo de 50 países que actualmente está en negociación en Ginebra.

Canadá participa en las conversaciones con Australia, Chile, Taipéi, Colombia, Costa Rica, Hong Kong, Islandia, Israel, Japón, Liechtenstein, México, Nueva Zelanda, Noruega, Pakistán, Panamá, Corea del Sur, Suiza, Turquía, Estados Unidos y la Unión Europea, representando a sus 28 estados miembros.

Un bloque de remunicipalización de servicios de agua y saneamiento

El Instituto Transnacional destaca que “TiSA podría significar que las reformas de mercado, como la privatización de las empresas de agua, serían imposibles de deshacer. Los países participantes tendrán que declarar y justificar no querer externalizar los servicios de agua al mercado. Si el agua no está en esta lista negativa, el gobierno se verá obligado a dar tanto a las empresas nacionales como a las empresas multinacionales un trato similar. TiSA hará imposible a los gobiernos revertir la privatización o disminuir la influencia del sector privado. Mantener los servicios privatizados tal como son o ampliar la liberalización”.

La Internacional de Servicios Públicos (ISP) advierte que “TISA limitaría e incluso podría prohibir la remunicipalización porque impediría a los gobiernos crear o restablecer monopolios públicos o formas de prestación de servicios ‘no competitivas’ similares. ‘La cláusula de ‘status quo’ bloquearía los niveles actuales de liberalización de los servicios en cada país, prohibiendo efectivamente cualquier paso de una prestación de servicios públicos basada en el mercado a una prestación estatal de servicios públicos “.

La filtración de WikiLeaks en octubre de 2016 de las demandas de la Unión Europea también sugiere que la Unión Europea quiere bloquear una amplia lista de sectores de servicios a las disposiciones de privatización y desregulación de TISA, incluidos los servicios públicos, como los servicios de saneamiento y alcantarillado en los países en desarrollo.

Desregulación de los servicios financieros

En el verano de 2016, el Independent informó: “Sabemos, por filtraciones, que TISA está fuertemente respaldada por las City London corporaciones financieras (porque TISA bloquearía la desregulación del sector financiero), el mismo marco que causó el colapso económico de 2008. TISA también podría hacer más difícil limitar la especulación en el mercado, romper los bancos o regular los productos financieros de riesgo “.

Un obstáculo para la energía renovable, la privacidad, los derechos de los migrantes

Ese artículo agrega: “También sabemos que algunos países están presionando cláusulas en TISA que evitarían que los signatarios introdujeran leyes que favorezcan la energía renovable sobre los combustibles fósiles. (También podría permitir que empresas como Google y Facebook trasladen información personal a los EE.UU. dónde la protección es menos fuerte). Algunas categorías de trabajadores migratorios pueden llegar a ser “proveedores independientes de servicios” y, en consecuencia, no disfrutar del derecho a cosas como el salario mínimo o ser admitidas a afiliarse a un sindicato, convirtiéndose en una forma moderna de contrato de trabajo”.

Offshoring* de servicios de salud

En 2015, el Sydney Morning Herald informó: “De acuerdo con un documento filtrado, las negociaciones [TISA] incluirán la discusión de las reformas de amplio alcance a los sistemas nacionales de salud pública para promover la ‘deslocalización’ de los servicios de salud. El “documento conceptual” sobre los servicios de atención de salud en las negociaciones de TISA … sostiene que hay un enorme potencial inexplorado para la globalización de los servicios de salud, creando oportunidades de negocios masivas de lo que es una industria de 6 billones de dólares por año. Involucrar a los profesionales de la salud que autorizan a los pacientes a ser tratados en otros países TISA (por razones que incluyen largos tiempos de espera en el país de origen o experiencia inadecuada para problemas médicos específicos) y los costos del paciente se reembolsan a través del sistema de seguridad social de su país de origen u otros arreglos de salud “.

* Offshoring = negocios tercerizados

El sitio web de Global Affairs Canada (actualizado por última vez en abril de 2017) dice: “Canadá tiene un interés significativo en las negociaciones TISA … El TISA también apoya el enfoque progresivo de Canadá al comercio … Las Partes proseguirán sus consultas y preparaciones internas hasta que se determine una fecha entre las partes para volver a reunirse para la próxima ronda formal de negociaciones en 2017. ”

El Consejo de los canadienses pide al gobierno de Trudeau que se retire inmediatamente de las conversaciones de TiSA.

Traducción Leandra Perpétuo

keywords:
source: Piensa Chile