Movimientos sociales deploran Acuerdo de Asociación Centroamérica-UE

Movimientos sociales deploran Acuerdo de Asociación Centroamérica-UE

29-6-12

Movimientos sociales centroamericanos manifestaron su rechazo a la firma del tratado bilateral presentado bajo el eufemismo de Acuerdo de Asociación Centroamérica- Unión Europea (AACA-UE), que trasciende la cuestión comercial.

Mediante una carta enviada a los presidentes participantes en la trigésimo novena Cumbre del Sistema de Integración Centroamericana, celebrada este viernes en Tegucigalpa, cuestionaron la rúbrica del polémico convenio en este país a tres años del golpe de Estado contra Manuel Zelaya.

Deploramos que para la firma del AACA-UE se haya escogido la fecha y el país en el que hace tres años se rompió la institucionalidad democrática en Centroamérica por medio de un golpe de Estado, afirmaron las siete organizaciones civiles firmantes.

En Honduras, por múltiples violaciones a los derechos humanos, no hay condiciones para firmar un documento de ese tipo, concordaron el Movimiento de Mujeres Mesoamericanas en Resistencia por una Vida Digna, la Red Ciudadana Frente al Libre Comercio y el Comité de Pueblos Indígenas de Honduras, entre otras.

Las agrupaciones, destacadas en la lucha contra el establecimiento antes del Tratado de Libre Comercio Centroamérica, República Dominicana y Estados Unidos (TLC), expresaron su inconformidad con acuerdos que obstaculizan el desarrollo de los países del llamado Tercer Mundo.

"El libre comercio ha significado el desmantelamiento de nuestra producción de alimentos y la expansión de monocultivos de exportación agroindustrial", remarcaron.

A su juicio, el AACA-UE tampoco contribuirá a la soberanía alimentaria regional y sólo protegerá la acción depredadora de las multinacionales europeas, que ya operan en la zona.

Estas fueron denunciadas en varias ocasiones por sus prácticas agresivas contra las condiciones laborales, las realidades ambientales y culturales de los pueblos, rememoraron.

Cuestionaron, además, el modo en que estos convenios -establecidos bajo la lógica del mercado- frenan la adopción o profundización de políticas públicas a favor de la salud y la educación.

La misiva recuerda el impacto del TLC con Estados Unidos al sector agrícola, la reconversión de terrenos dedicados al cultivo de alimentos a la producción de agrocombustibles, y los daños ambientales motivados con ello.

Igualmente, alude a lo que en el orden cultural y social en general representa la imposición de modelos de desarrollo de matriz neoliberal, en particular a los conflictos agrarios registrados sobre todo en Honduras.

source: Prensa Latina