Panamá: Estado destina $3,7 millones para defenderse de demanda que interpuso sociedad que integra liberacionista Antonio Álvarez Desanti

JPEG - 85.9 kb

Teletica | 24-5-17

Panamá: Estado destina $3,7 millones para defenderse de demanda que interpuso sociedad que integra liberacionista Antonio Álvarez Desanti

El estado panameño destinó un monto de $3,7 millones para costear la defensa ante la demanda que una sociedad que integra el candidato liberacionista Antonio Álvarez Desanti planteó contra ese país, tiempo atrás, por un litigio por tierras.

El diario La Prensa de ese país indica que la demanda la entabló la Sociedad Desarrollo Ecoturístico Cañaveral por un monto de $100 millones.

La demanda se tramita en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) del Banco Mundial, con sede en Estados Unidos, y las autoridades canaleras decidieron, este martes, extender por un año más el contrato con el bufete de abogados que representa al Estado.

El mandatario panameño giró instrucciones a la procuradora general de la Nación, Kenia Porcell, para que "inicie, promueva y mantenga la defensa de los bienes e intereses estatales" y así "recuperar el patrimonio de la Nación que se lesionó", indica el texto periodístico.

Consultado sobre el tema por Teletica.com, el aspirante presidencial declinó referirse a la demanda que la sociedas que integra entabló hace unos dos años.

"Hace unos días recibimos una comunicacion oficial del Ciadi para que no ventilemos el proceso arbitral, pero veo que Panamá no lo hace y es un incumplimiento.

"Yo prefiero acoger la solicitud de los árbitros para que dejemos en privado la discusión publica del caso", explicó Álvarez, quien únicamente detalló que él es uno de los cinco socios que integran la sociedad querellante.

¿Por qué es el litigio?

Una investigación de La Prensa reveló que en tierras de la comarca indígena Ngäbe Buglé (en la fronteriza provincia de Chiriquí), exactamente en el turístico Bocas del Toro, la sociedad adquirió cerca de 700 hectáreas a la abogada Evisilda Martínez.

Ella -según el rotativo canalero- vendió esas tierras en poco más de $3 millones, a pesar de que las había comprado en menos de $200.000 a tres indígenas de la región.

El diario La Nación reveló en junio del 2013 que para que se diera esa compra de los terrenos por parte de la abogada, los tres indígenas presentaron en los tribunales procesos de prescripción adquisitiva, en aras de reclamar títulos de propiedad.

"En Panamá, mediante ese recurso, pueden reclamar tierras privadas las personas que las han ocupado por más de diez años de manera ’pacífica e ininterrumpida’, siempre que juren desconocer el paradero de su verdadero dueño", informó el diario.

Sin embargo, las tierras estarían en una zona protegida y, por ello, se frenó el desarrollo de un complejo hotelero "con fines ecológicos" que la sociedad -en la que participa el liberacionista- pretendía levantar.

La Prensa agrega que en setiembre próximo un equipo del Ciadi viajaría a Panamá para inspeccionar los terrenos en conflicto.

source: Teletica