Posición de la Plataforma Chile Mejor sin TLC frente a los procesos de ratificación y profundización de Tratados de Libre Comercio

Posición de la Plataforma Chile Mejor sin TLC frente a los procesos de ratificación y profundización de Tratados de Libre Comercio

Por Chile Mejor sin TLC | 23-7-18

PNG - 5.8 kb

La Plataforma Chile Mejor sin TLC manifiesta su preocupación ante los esfuerzos del Gobierno para ratificar Tratados de Libre Comercio de nueva generación e impulsar nuevos acuerdos comerciales.

A continuación los principales fundamentos:

Los nuevos tratados comerciales -llamados de nueva generación- tienen poco o nada que ver con el comercio y mucho que ver con un cambio de reglas del juego para entregar garantías y privilegios al capital extranjero. Chile no necesita firmar o ratificar nuevos tratados, ni re-negociar los ya existentes, para facilitar el comercio, puesto que cuenta con mecanismos de facilitación del comercio amplios y efectivos.

Las nuevas reglas cambian sustancialmente aspectos importantes de la convivencia y de los procesos políticos, económicos y sociales del país. Se produce una restricción grave de los derechos laborales y quedan en entredicho Derechos Humanos y sociales fundamentales. Chile además renuncia a parte importante de su soberanía, incluido su derecho a hacer los cambios que la ciudadanía entiende como necesarios y demanda. En conjunto, los tratados funcionarán como una constitución supranacional gravemente anti-democrática.

Los procesos de negociación y renegociación de los acuerdos se han hecho en secreto, sin informar siquiera al Parlamento, con equipos negociadores fuera de toda elección democrática. Los mecanismos de participación (“cuarto adjunto”) nunca han entregado información sustancial ni han llevado a tomar en consideración las posiciones de los movimientos sociales. Los mecanismos de “lobby” y la presión de diversos gobiernos extranjeros, sin embargo, sí ha provocado que los intereses empresariales sean privilegiados. El proceso de negociación le resta cualquier legitimidad democrática a los tratados firmados.

Los beneficios económicos de los nuevos tratados son, en el mejor de los casos, dudosos. Los pocos estudios nacionales han sido contradictorios entre sí; los estudios extranjeros dicen que Chile lleva las de perder. Una prueba de su falta de conexión con el comercio es, por ejemplo, que el gobierno mismo informa que los tratados con Argentina y Uruguay no implican ningún cambio arancelario, ya que -como lo indica el mensaje presidencial para Argentina- un acuerdo anterior dejó los aranceles en cero.

La Plataforma Chile Mejor sin TLC pide al parlamento que decida de manera reponsable y reflexiva, postergando toda votación hasta que:

(a) Se hagan estudios serios, profundos y amplios sobre los potenciales impactos positivos y negativos de los nuevos acuerdos comerciales y de aquéllos actualmente en revisión.

(b) Se permita un debate amplio, informado y con el tiempo necesario para escuchar a los distintos sectores políticos y sociales una vez que la información provista por los estudios anteriores sea dada a conocer y difundida ampliamente.

Documento completo aquí.