TLC Panamá-EEUU: ¿éxito o fracaso?

Panamá, 16 ene 2006 (PL) Aunque opositores al gobierno de Martín Torrijos celebran en estos días la posposición de la firma de un Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Panamá y Estados Unidos, algunos observadores opinan que el mandatario salió fortalecido.

El tema tiene muchas lecturas y en un país como Panamá, donde no abundan las posiciones verticales (y sobre todo claras), es difícil adivinar si el suspenso que volvió a apoderarse del TLC puede analizarse como éxito o fracaso de la actual administración.

Sin embargo, a primera vista la tormenta ya pasó y en la calma la balanza se inclina a confirmar que las promesas de Torrijos en el sentido de que jamás se firmaría un TLC dañino para los panameños, se cumplieron.

Personalidades del Istmo y medios de prensa, así como productores agropecuarios, calificaron de positiva la decisión del grupo panameño que concluyó el viernes en Washington la novena ronda sobre el TLC sin acuerdos definitivos.

No hay dudas que las presiones internas dieron lugar a la cautela y la delegación gubernamental panameña terminó la ronda de negociaciones con Estados Unidos sin lograr un acuerdo definitivo sobre el TLC.

Empero, también es real que desde el mismo instante en que surgieron tensiones a raíz de la renuncia aquí de un ministro clave de cara al TLC, el Jefe de Estado advirtió que cualquier pacto estaría signado por el propósito del desarrollo y la prosperidad nacional.

La manzana de la discordia que provocó la renuncia del ministro de Desarrollo Agropecuario (Mida), Laurentino Cortizo, fue el criterio fitosanitarios y zoosanitarios de los productos.

"Cualquier resolución del tema fito y zoosanitario deberá basarse en criterios científicos y, ante todo, asegurar la protección del patrimonio animal y vegetal del país y la salud de la población", dijo el ministro de Comercio e Industria de Panamá, Alejandro Ferrer.

La comitiva local indicó que el problema se concreta en que la parte estadounidense quería seguir los procedimientos de sus agencias federales tanto para comprar como para vender en Panamá.

Representantes del gremio de avicultores, de productores de arroz y de la Bolsa Agropecuaria, apuntaron que el gobierno terminó adoptando la posición más sabia, "porque es necesario hacerle entender a Washington que un TLC debe funcionar por igual en los dos sentidos".

Pese a los aires de moderado optimismo que soplan hoy en esta capital, un frente común que rechaza el TLC y fue conformándose en los últimos días no pareció cejar en su empeño de continuar acciones en repudio al tratado.

De hecho, ganaderos y lecheros que se retiraron de la delegación panameña que negociaba el TLC en la capital estadounidense, convocaron para el próximo miércoles a una marcha de protesta en la provincia de Veraguas.

La inconformidad toca asimismo a las filas del Consejo Nacional de Trabajadores Organizados (Conato), la Central Nacional de Trabajadores de Panamá (CNTP), el Frente Nacional en Defensa de los Derechos Económicos y Sociales (Frenadeso), la Organización Nacional Agropecuaria (Onagro) y la Asociación Nacional de Ganaderos (Anagan).

En cualquier caso, por ahora el gobierno a todas luces logró una tregua y tendrá más capacidad de cabildeo para lograr un consenso hacia el TLC con Washington.

keywords:
source: Prensa Latina