TPP-11: Agrupaciones civiles apuestan a revisión por la comisión de Salud

JPEG - 88 KB

Por Ricardo Verdugo S. | 15-3-19

TPP-11: Agrupaciones civiles apuestan a revisión por la comisión de Salud

Luego de que el Gobierno decidiera ingresar el TPP-11 a las comisiones de Trabajo y Agricultura, distintas agrupaciones han solicitado que se haga lo mismo con la comisión de salud, debido a las implicaciones que tendría el tratado sobre el precio de los medicamentos.

Continúa el suspenso legislativo en torno al Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico, mejor conocido como TPP-11.

Luego de que su votación fuera retirada a última hora del Congreso, la única certeza que se tiene sobre el ingreso de nuestro país al tratado de libre comercio más grande del mundo, es que, durante los próximos días, serán las comisiones de Trabajo y Agricultura las encargadas de analizarlo en mayor profundidad.

Sin embargo, desde distintas organizaciones sociales han señalado que dichas comisiones no son suficientes debido a la naturaleza de este convenio, el cual, a través de sus 600 páginas y 30 capítulos, propone un cambio total en la relación que mantiene Chile con el resto de los países que también forman parte del pacto, y en particular, con sus transnacionales.

Uno de los puntos más complejos y discutidos -no por el Congreso- ha sido el referente a salud, debido a las implicancias que tiene el TPP-11 ante áreas fundamentales como son las patentes de los medicamentos.

Es por este motivo que agrupaciones civiles consideran imperativo que el Parlamento lo analice, esta vez, desde la comisión de salud.

Los genéricos en riesgo

De acuerdo al mecanismo conocido como linkage, incluido en el TPP-11, los laboratorios tendrían la facultad de vincular las patentes de sus medicamentos al registro sanitario de nuestro país, para así evitar el ingreso al mercado de los llamados remedios genéricos. Es decir, durante la vigencia de sus patentes, se asegurarían de mantener la exclusividad.

Para Esteban Maturana, vicepresidente de la Confederación Nacional de la Salud Municipal, este es uno de los principales argumentos por los que la comisión de Salud debiera hacerse parte del análisis del TPP-11.

“Por supuesto que debería pasar por la comisión de Salud. Este tratado supondría una situación de mayor encarecimiento de los medicamentos y el hecho mantenernos cautivos de las grandes farmacéuticas, con un claro perjuicio al bolsillo de los más pobres, y que decir de la clase media. Hoy día tenemos que comprar los medicamentos a uno de los precios más altos de Latinoamérica, y venir a firmar un tratado que impone este tipo de condiciones lapidarias sería una catástrofe en un país que ya tiene un desastre en su salud pública”.

De acuerdo a la Central de Abastecimiento del Sistema Nacional de Servicios de Salud (Cenabast), Chile compra hasta 24 veces más caros los medicamentos que otros países de Latinoamérica. Dicha realidad también es tomada en cuenta por la Federación Nacional de Profesionales Universitarios de los Servicios de Salud (Fenpruss). Su secretaria nacional, Bárbara Rojas, comentó que la entrada en vigencia del TPP-11 significaría una mayor entrega de fondos a privados.

“Restringir el ingreso de medicamentos genéricos, en el fondo, implica que los dineros que podrían ser utilizados para políticas de salud pública, finalmente deberán ser destinados a cubrir otros gastos. Es decir, entregaríamos más fondos públicos a manos de privados”.

Por su parte Tomás Lagomarsino, doctor y presidente de Fundación Equidad, valora el potencial apoyo que podría recibir la comisión de parte del Instituto de Salud Pública al momento de realizar un análisis exhaustivo del peligro que correrían los genéricos.

“La Comisión de Salud es el lugar idóneo para analizar esto, ya que es dicha comisión donde se encuentran los parlamentarios dedicados al tema y donde se puede invitar al Instituto de Salud Pública”.

“Ni los parlamentarios lo conocen”

Otra de las críticas que se ha realizado desde diversos sectores a la tramitación del TPP-11, es la poca participación que ha tenido la ciudadanía en su evolución. No obstante, Esteban Maturana, de la Confusam, señala que este no es solo un problema que ha debido enfrentar la sociedad civil, ya que, a su juicio, los parlamentarios de nuestro país tampoco estarían bien informados al respecto.

“Para nosotros un tratado de esta naturaleza debería ser de conocimiento y debate público, es por eso que nos gustaría que hubiera un plebiscito para saber si la gente aprueba o desaprueba esto, pero eso solo cuando la gente lo conozca bien, ya que estamos hablando de un documento que ni los mismos parlamentarios conocen”.

Por otro lado, Bárbara Rojas, de la Fenpruss, resaltó que, ante el tratado, la comisión de Salud podría contar con aspectos más técnicos. Al mismo tiempo, afirmó que es una buena señal que el convenio pueda ser revisado por las comisiones de Trabajo y Agricultura.

“Hay aspectos que son técnicos en que la comisión de salud está especializada, es por eso que también es importante que tenga la oportunidad de revisarlo. Sin embargo, también es importante que las comisiones de trabajo y agricultura ya puedan revisarlas, porque esto ayuda a que pase lo mismo con el resto de las comisiones”.

A la espera de que el ingreso de Chile al TPP-11 vuelva a ser analizado, la diputada y miembro de la comisión de Salud del parlamento, Claudia Mix, comentó a nuestro medio que hasta ahora no se les ha informado sobre la posibilidad de revisar de manera detallada el tratado. No obstante, dejó en claro su rechazo frente a su posible ratificación.

Palabras clave:
Fuente: Radio Uchile