bilaterals.org logo
bilaterals.org logo

India

India

El gobierno de India ha sido activo en promover acuerdos bilaterales de comercio con algunos de los llamados países en desarrollo y con el mundo desarrollado también.

Ha firmado tratados de libre comercio limitados con Sri Lanka (en 1998) y con Tailandia (en 2003), más un número de acuerdos preferenciales de comercio (con esquemas de concesión de aranceles) con países o bloques tales como Afganistán, Nepal, Chile y Mercosur.

India es también parte de SAFTA (el TLC del Sur de Asia); de la organización multilateral regional BIMSTEC (siglas para Bay of Bengal Initiative for Multi-Sectoral Technical and Economic Cooperation, o Iniciativa de la Bahía de Bengala para la Cooperacion Técnica y Económica Multisectorial), que busca desarrollar un tratado de libre comercio; del Acuerdo de Comercio Asia-Pacífico (un acuerdo preferencial entre Bangladesh, China, Laos, Corea del Sur y Sri Lanka) y el IBSA (el triángulo de India, Brasil y Sudáfrica que buscan un tratado de libre comercio trilateral sur-sur).

A fines de junio de 2005, el gobierno firmó un Acuerdo Integral de Cooperacion Económica con Singapur, que muchos consideran el primer TLC “integral” de India. El país también ha firmado TLCs con la Asociación de Naciones del Sureste de Asia o ASEAN por sus siglas en inglés (en 2009), con Corea (en 2009) y Japón (en 2010), acuerdos que fueron criticados después por ampliar el déficit de comercio que India tiene con estos tres socios comerciales. A estos convenios les siguió otro firmado con Malasia (en 2011). India espera actualizar su pacto con Sri Lanka con un esquema semejante al del Acuerdo de Asociación Económica Integral.

En 2007-2008, India comenzó negociaciones para un TLC con las sedes del poder: el Área Europea de Libre Comercio (AELC o EFTA por sus siglas en inglés) y la Unión Europea (UE). Sin embargo en 2013 las conversaciones se estancaron con la Unión en torno a puntos como el acceso a mercado otorgado por India a los automóviles y el alcohol de la UE, y la negativa de Delhi a abrir sus compras públicas y su sector de servicios financieros como los bancos, los seguros y el e-comercio.

En 2010, comenzó negociaciones con Nueva Zelanda y en 2011 con Australia, pero éstas se quedaron suspendidas en 2013 cuando India comenzó a negociar el acuerdo de la Asociación Económica Regional Integral (RCEP por sus siglas en inglés) con los diez países que conforman ASEAN más Australia, China, Japón, Nueva Zelanda y Corea del Sur. En noviembre de 2019, India se salió de las negociaciones del RCEP, debido a su preocupación con los déficits comerciales, sobre todo con China, y la renuencia de los países a abrir mercados a los servicios e inversiones de India. El RCEP ha generado mucha controversia y resistencia en casa, sobre todo entre el campesinado, los sindicatos, las cooperativas de lácteos y los grupos de pacientes que se preocupan por los impactos sobre los medicamentos.

Que India saliera del RCEP ha conducido al país a renovar su interés por las negociaciones bilaterales. Los TLC con Australia y Nueva Zelanda están en proceso de reactivarse. India busca el modo de reactivar las negociaciones con la UE y acelerar sus conversaciones con EFTA. Un TLC India-Estados Unidos también está sobre la mesa, lo que ha enfurecido al campesinado y a los sindicatos a nivel local porque podría tener impactos negativos sobre la agricultura nacional.

Además de estos tratos, las negociaciones bilaterales en materia de negocios prosiguen con Bangladesh, Canadá, Colombia, el Consejo de Cooperación del Golfo; Irán, Israel, la Unión Económica de Eurasia, encabezada por Rusia; también con Uruguay, Venezuela y Mauritius, siendo este último un asidero para África a través del Área Continental Africana de Libre Comercio. Más en detalle, el gobierno está involucrado, en diversas etapas, en conversaciones con Camboya, China, Costa Rica, Egipto, Hong Kong, Indonesia, Corea, Filipinas, la Unión Sudafricana de Aduanas (SACU por sus siglas en inglés) y el Reino Unido.

La India ha firmado también 86 tratados bilaterales de inversión (TBI) con una amplia gama de países, aunque sólo 13 de ellos siguen en vigor. Tras unas cuantas controversias entre inversionistas y Estados (ISDS), la India dio por terminada la mayoría de sus TBI y publicó un modelo revisado de TBI en diciembre de 2015, que debía servir de base para futuras negociaciones y sustituir a los tratados existentes. Este nuevo modelo trata de lograr un mayor equilibrio, por ejemplo, exigiendo a los inversionistas que recurran a los tribunales locales antes de acudir al arbitraje internacional. También se deja fuera la muy discutida disposición sobre el “trato justo y equitativo”. Sin embargo, no está claro hasta qué punto el gobierno lo está utilizando como una línea roja, en vez de un punto de partida para las negociaciones.

última actualización: octubre de 2020
Foto: Rico Gustav/CC BY 2.0