Crisis EUA impactará en resultados CAFTA

3-3-08

Crisis EUA impactará en resultados CAFTA

De profundizarse la desaceleración, la maquila sufriría pérdidas en 2009. El Gobierno le apuesta a la diversificación.

German Rivas

El intercambio comercial entre El Salvador y Estados Unidos, que totalizó $5,114 millones desde la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio con Centroamérica (CAFTA, por sus siglas en inglés), el 1.º de marzo de 2006, podría verse disminuido en el tercer año de implementación ante el impacto de la desaceleración que atraviesa la economía más grande del mundo.

Silvia Cuéllar, directora la Corporación de Exportadores de El Salvador (COEXPORT), aseguró que la crisis estadounidense ya impactó negativamente el poder adquisitivo de los consumidores en Estados Unidos (EUA). “Esto afecta a nuestra gente (exportadora) y a la importación de nuestros productos”, dijo.

A su juicio, será el rubro de alimentos el que correrá menor suerte, mientras que la maquila soportará un poco más gracias a los contratos, “porque tienen períodos determinados”. Pero, de continuar y profundizarse la crisis, sí habrá pérdidas en el 2009.

De hecho, por el momento el sector textil y confección muestra signos positivos. Las exportaciones incrementaron 5.3% el año pasado, luego de experimentar caídas desde el 2005 por el denominado “efecto China”.

Yolanda de Gavidia, ministra de Economía, calificó el actual periodo económico de EUA como “un bache en el camino”, agregando que “no hay que perder de vista hacia donde vamos en el futuro con este tratado (CAFTA)”. Según la funcionaria, ante una recesión en EUA habrá una caída en las exportaciones salvadoreñas, pero será temporario, reduciendo los logros obtenidos con el CAFTA.

Las cifras oficiales revelan que en los dos primeros años del CAFTA, las ventas a EUA crecieron en un 33% anual, en promedio, con una reducción del déficit comercial bilateral de $39 millones.

A diversificar

Para De Gavidia, las empresas que exportan productos no tradicionales no se verán demasiado afectadas por la crisis, opinión que es compartida por Rigoberto Monge, director de la Oficina de Apoyo al Sector Privado en Negociaciones Comerciales (ODASP), quien agrega a este grupo a exportadores de productos tradicionales.

“Nuestros productos tradicionales están teniendo precios fuertes. Si los norteamericanos deciden tomar menos café nos afecta, pero lo más probable es que no se dé ese patrón de consumo”, dijo el experto.

Para la titular de Economía, los exportadores de alimentos deben prepararse buscando nuevos nichos de mercados, realizando investigaciones de clientes en EUA y participar en tratados de libre comercio que el país abre con otras naciones.

“Podemos empezar a buscar en otros TLC oportunidades que todavía no están siendo aprovechadas y que pueden compensar el decaimiento del comercio con EUA”, dijo.

Donn-Allan Titus, consejero para asuntos económicos de la Embajada de EUA en El Salvador, dice que la diversificación de las economías se logra cuando hay reglas claras que permiten que las empresas aprovechen mejor el CAFTA, vendiendo al mercado estadounidense. “Si hay recesión en EUA, habrá impacto aquí y en otras partes del mundo, pero con reglas claras se puede diversificar”, aseveró.

Para Monge, los efectos en cada sector de la economía salvadoreña serán diferentes, ya que se deben considerar factores como los niveles de desempleo en EUA en los rubros en los que se destacan muchos salvadoreños. “Hay que preguntarse dónde están los salvadoreños. El volumen de las exportaciones y de remesas podrían verse afectadas”, agregó.