Producción lechera en Boyacá y en Colombia tiende a desaparecer

Producción lechera en Boyacá y en Colombia tiende a desaparecer

24-6-15

JPEG - 151.8 kb

Yovani Vela, secretario Ejecutivo de Dignidad Agropecuaria, indicó a EXTRA que con el paso del tiempo crece la preocupación por la difícil situación que atraviesan cientos de familias que derivan su sustento diario con la venta de la leche. Se teme que dentro de unos años esta actividad sea solo parte de la historia.

En la jornada de movilización pacífica que se llevó a cabo el lunes en Tunja, se contó con la presencia de lecheros del Occidente de Boyacá y Chiquinquirá, de igual forma se obsequiaron unos inventarios de leche en la Plaza de Bolívar, las cuales están dejando de acopiarse precisamente por la crisis generada por la importación de más de 30 mil toneladas de productos lácteos que desde el año pasado entraron por los tratados de Libre Comercio con países vecinos.

La crisis

El Secretario Ejecutivo de Dignidad Agropecuaria, indicó lo siguiente: “el sector lechero viene en crisis desde el año 2.000, pero lo que ha agravado la situación son los TLC”. “En este momento los precios internacionales de la leche están a la baja y perfectamente un litro de los países con los cuales estamos compitiendo en Tratados de Libre Comercio puede estar en 550 pesos y como la pueden importar entonces es más rentable para las empresas comprar un litro importada para industrializarla que venir por la veredas de Chiquinquirá o de cualquier otra región de Boyacá, a recoger la leche teniendo en cuenta que las vías son de pésimo estado”.

¿Quiénes son los más afectados?

“Si las condiciones de los lecheros continua como está ahora, este trabajo va a desaparecer, de hecho el inventario ganadero de Boyacá, según el cenco del primer ciclo de vacunación del año 2014, se disminuyó en 30 mil cabezas, eso evidencia un síntoma de que ya el sector boyacense del cual derivan su sustento más de 60.00 mil familias, que son de las que tienen menos de 10, o cinco animales están condenados a desaparecer”, indicó Vela.

Falsos rumores

Para el líder de los lecheros, los rumores de que una buena opción es la cría y el engorde del ganado la cual también es rentable, pero ahora no puede ser una realidad porque tendría que ser un país declarado libre de Fiebre Aftosa y Brucelosis para poder competir.

“Lo que pasa es que cuando se tiene un infraestructura y un pie de cría específico, para producir leche y se hace el cambio a producción de carne hay un traumatismo que puede terminar en la quiebra del ganadero, porque el proceso aparte de que demora un tiempo incluso años o meses el ingreso generado por la leche es un ingreso quincenal que se puede asimilar a un sueldo mientras que el ingreso generado por la producción de carne no es igual”, indicó.

“El Gobierno anunció unas medidas las cuales son más de origen político que estructural y finalmente resultan irrisorias para terminar la crisis. Es decir, anunciar 23 mil millones de pesos como una medida de gran impacto en la vida real no lo es. Y lo más seguro es que a pesar de esas medidas continuará agudizándose la situación”.

“Lo que se necesita es que se invoque un mecanismo de salva guardas para que las importaciones que están entrando por los TLC no entren más porque eso es lo que tiene en quiebra y amenazado al sector lechero”.

El Secretario Ejecutivo de Dignidad Agropecuaria, indicó que se han tomado muchas medidas, pero el Gobierno ha hecho oídos sordos y en este momento una de las soluciones es que lo ganaderos se movilicen y muestren su rechazo ante estas políticas para que cumplan con lo que se pactó ya que no están solicitando nada diferente a lo que se firmó en los acuerdos sobre la no importación de leche.

¿Cuáles son los efectos de los lacto sueros?

“El efecto directo de los lacto sueros es que no cumplen con los requerimientos nutricionales de un niño; si se les alimenta con solo lacto suero no va a tener el mismo desarrollo como si se alimentara con leche entera, y para los productores el efecto es que básicamente un kilo de lacto suero produce 8 mil litros de leche que rehidratados que no pasan más de 150 pesos”, indicó.

“Entonces competir con un litro de leche que cuesta producirlo entre 500 y 900 pesos dependiendo si es lechería especializada y no con un litro de lacto suero de 120 o 150 pesos, pues es algo que suena amenazante para el sector”.

Las fallas del Gobierno

Para el líder de los lecheros, el Gobierno en esta parte está fallando porque no está ejerciendo su papel regulador ya que la superintendencia de Industria y Comercio debería estar muy pendiente de que está sucediendo con los lacto sueros porque en las grandes superficies sobre todo se está influyendo sobre las amas de casa al error porque en los mismos anaqueles donde están dichos alimentos están los lácteos y erróneamente el consumidor pensando que lleva leche está llevando el lactosuero.

En este momento el TLC que más nos amenaza es el de la Unión Europea y Estados Unidos pero también esta Mercosur, básicamente 17 países de los que este momento pueden inundar de leche a Colombia.

La producción de leche en Colombia

Yovani Vela, indicó que “en Colombia se produce cerca de 7.000 mil millones de litros de leche al año y el consumo percápita según la FAO está en 142 litros que por 44 millones de habitantes da una demanda de 6.500 millones de litros; es decir los ganaderos colombianos producen la leche que se consume en el país e incluso hay 500 mil litros de superávit en producción lo que indica que es una total mentira que se deba importar leche”.

En Boyacá

Más de 60 mil familias en Boyacá, derivan el sustento de la producción lechera, con un inventario de unos 750 mil animales la cual ya se ha visto reducida; y de esa cantidad el 80% tiene menos de dos animales, es decir una economía netamente familiar que produce unos 50 litros diarios y con esto devengan algo que se puede homologar a un salario.

Otro agravante es la recolección de la leche, en zonas de difícil acceso lo cual no se está haciendo, esto teniendo en cuenta que son 132 mil kilómetros de vías de los cuales 98 mil kilómetros son terciarias ‘trochas’, es decir que es algo imposible y la leche importada llega por doble calzada, algo que sentencia la desaparición de los ganaderos pequeños de una forma gradual.

source: HSB