bilaterals.org logo
bilaterals.org logo
   

Sindicatos de EU mantienen su resistencia al T-MEC

JPEG - 41.7 kb

Por Roberto Morales | 19-11-19

Sindicatos de EU mantienen su resistencia al T-MEC

El presidente Donald Trump presionó nuevamente este martes para que se ponga a votación el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), luego de que la Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO, por sus siglas en inglés) afirmó en la víspera que aún no se cumplen las condiciones para que apoye el tratado.

El presidente de AFL-CIO, Richard Trumka, reconoció que la votación del T-MEC está a la vista en el Congreso estadounidense, pero acotó que su sindicato no se retirará en asuntos como la aplicación de la ley laboral sólo para cruzar la línea de meta.

“Hemos estado presionando a la Casa Blanca específicamente sobre el TLCAN por más de dos años, lenta pero seguramente moviendo la pelota por el campo. Pero no estamos allí todavía. Permítanme repetir: todavía no estamos allí”, dijo en un discurso en Maryland el lunes por la noche.

“Estamos en una posición de tremenda fuerza. Nuestros aliados en Capitolio entienden que hacer esto bien es más importante que hacerlo rápido. Por lo tanto, hasta que la administración nos muestre por escrito que el nuevo TLCAN es realmente aplicable con estándares laborales más estrictos, aún queda mucho trabajo por hacer”, añadió.

Trumka calificó al TLCAN como un “desastre para los trabajadores” y afirmó que sólo en Maryland se habían perdido más de 70,000 empleos de manufacturas.

Por su parte, Trump criticó que las preocupaciones de los legisladores demócratas sobre el T-MEC son puramente asuntos políticos.

Cuestionó que la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, no ha dado luz verde para que el T-MEC se lleve a votación sólo por una estrategia política y no por la propia viabilidad del nuevo acuerdo comercial.

“Está usando el T-MEC, porque no tiene los votos para el juicio político”, dijo Trump, sin presentar evidencia.

Mientras tanto, el secretario de Comercio, Wilbur Ross, afirmó el martes que el acuerdo incluye disposiciones ambientales y protecciones para los trabajadores mucho más duras que cualquier acuerdo comercial previo de Estados Unidos.

“No tenemos dudas de que, si la presidenta Pelosi lo pasa a la sala, será aprobado de forma abrumadora”, dijo Ross a un programa de radio el martes en la Casa Blanca, parte de una serie de entrevistas que el gobierno organizó sobre el acuerdo comercial.

Según Reuters, Pelosi presentó a Trumka en una reunión en la que asistieron alrededor de 40 nuevos legisladores demócratas en el Capitolio el martes.

El líder sindical enfatizó en la necesidad de solidaridad en esta etapa “más crítica” de negociaciones y aseguró que el sindicato está preocupado sobre la capacidad de México de implementar y sostener reformas laborales.

Los nueve demócratas de la Cámara, encargados de asegurar los cambios al T-MEC se han reunido con Robert Lighthizer, representante comercial de la Casa Blanca, en varias ocasiones en Washington, DC, para ultimar reformas a la legislación estadounidense relacionadas con ese nuevo tratado comercial.

Las preocupaciones de los demócratas se pueden resumir en cuatro puntos: asegurar el cumplimiento (enforcement, en inglés) de la legislación laboral, fortalecer las reglas de protección al medio ambiente, fortalecer los derechos de los trabajadores y disminuir el periodo de exclusividad para datos de patentes de medicinas biológicas.


 source: El Economista