TLC Centroamérica-EEUU acrecentará pobreza en la subregión

Managua, 22 may (PL) Para Sidiki Kaba, presidente de la Federación Internacional de Ligas de Derechos Humanos (FIDH), el Tratado de Libre Comercio (TLC) de Centroamérica con Estados Unidos acrecentará hoy la pobreza en la subregión.

En declaraciones a la prensa antes de despedirse de Nicaragua, después de presidir el seminario sobre Inversiones Extranjeras, TLC y sus efectos en el derecho al trabajo, puntualizó que la gran potencia sólo tiene interés comercial, no sociales con los pueblos.

En el evento, patrocinado por la FIDH, participaron cerca de 100 delegados de 30 países de América Latina.

Explicó Kaba que la organización creada en 1922 agrupa a 141 instituciones que defienden los derechos de las personas en más de 100 países de América, Asia, Medio Oriente y Europa.

Analizó que los tratados entre países cuyo desarrollo económico es muy desigual generan efectos negativos para los más débiles, pues los somete a la estrategia de los más fuertes.

Estados Unidos actúa a título de hiperpotencia con lo cual el único interés es comercial, nada más interesa, opinó el presidente de la FIDH.

Al referirse a "la globalización" en Latinoamérica dijo que ha sido un factor de exclusión, discriminación, injusticia y pobreza para la enorme mayoría de las poblaciones del sur.

Mientras, agregó, se convirtió en una oportunidad de explotación y de riqueza para los países del norte, en especial Estados Unidos.

Puntualizó que la privatización de los recursos nacionales y estatales crea exclusión y tienen un efecto directo contra los derechos humanos.

Este proceso genera falta de acceso a los servicios médicos, a la educación, el agua y a una vivienda digna, agregó.

Argumentó que los servicios públicos en la medida que han pasado a manos privadas se convierten en un medio de riqueza de los empresarios, sin tomar en cuenta la necesidad de llegar a los más pobres.

Advirtió que los procesos de privatización siempre han estado ligados a la corrupción gubernamental.

Al respecto señaló que el interés de los corruptos es intentar ofertar la entrega de los recursos nacionales como la panacea para solucionar la pobreza a partir de crear empleos.

La realidad es otra, dijo: meter la mano y conseguir beneficios en operaciones encubiertas.

La mayor prioridad de nuestra federación, sostuvo, es la lucha contra la impunidad, el olvido y el silencio de que el mundo se hunde en la miseria.

source: Prensa Latina