La campaña “No a los tratados de comercio e inversión” pide el fin del arbitraje entre inversionistas y estados

posted 7-May-2019

JPEG - 43.8 kb

Por No al TTIP | 30-4-19

La campaña “No a los tratados de comercio e inversión” pide el fin del arbitraje entre inversionistas y estados

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha decidido hoy, 30 de abril, sobre la legalidad del mecanismo de arbitraje entre inversionistas y estados incluido en el acuerdo comercial entre la UE y Canadá (CETA). El veredicto: el mecanismo sí es compatible con el Derecho de la Unión. La opinión del TJUE fue solicitada por el gobierno de Bélgica gracias a la movilización social y el trabajo parlamentario regional.

Las más de 100 organizaciones de la campaña “No a los tratados de comercio e inversión” llevan años pidiendo que se ponga fin a este sistema injusto al margen de la justicia ordinaria, que beneficia exclusivamente a los inversores extranjeros en detrimento del estado de derecho, la democracia y la ciudadanía.

Hace dos años, durante los debates sobre la ratificación del acuerdo comercial entre la Unión Europea y Canadá (CETA), el asunto de los tribunales privados de arbitraje fue uno de los más polémicos porque tratados comerciales como el CETA obligan a los estados a pagar multas por legislar en favor del interés general.

De hecho, España es el estado más demandado de la Unión Europea y el segundo a nivel mundial ante estos tribunales de arbitraje. Por el momento, ya ha sido condenado a pagar 800 millones de euros a inversores extranjeros y hay otros 35 procedimientos abiertos.

Si el TJUE hubiera dictado que existe una inconsistencia y que el acuerdo infringe, de una manera u otra, la autonomía del derecho de la Unión, esa decisión hubiera añadido un escollo legal al rechazo masivo por parte de la ciudadanía a los tribunales de arbitraje de inversión.

Al concluirse que no hay incompatibilidad, el mecanismo de arbitraje promovido por la Comisión Europea se validará desde un punto de vista legal. Sin embargo, dicha decisión está lejos de satisfacer las preocupaciones sobre los problemas de raíz y el funcionamiento antidemocrático del mecanismo de arbitraje de inversiones.

Para la campaña “No a los tratados de comercio e inversión” resulta inaceptable que exista un sistema de justicia paralelo al que las multinacionales puedan acudir para desafiar una decisión de un parlamento o gobierno por supuestamente perjudicar sus expectativas de ganancias. Con ello, se otorga un derecho exclusivo y desmedido a los inversores extranjero, a la vez que se reduce el derecho a regular de los poderes públicos locales y nacionales.

La decisión del TJUE es especialmente preocupante si se tiene en cuenta que el CETA establece un precedente que facilita la ampliación de la lex mercatoria a nuevos acuerdos firmados por la UE, como el de Singapur o los que pronto se firmarán con Vietnam y México, así como el proyecto del Tribunal Multilateral de Inversiones promovido por la Unión Europea.

Además, cabría cuestionarse los motivos para mantener este mecanismo de arbitraje en un tratado entre Canada y la UE, teniendo en cuenta que dicho mecanismo ha sido recientemente eliminado por Estados Unidos y Canadá del tratado comercial EEUU-Canadá-México.

Debido a que estos mecanismos de protección de la inversión son contrarios al Acuerdo Climático de París y los principios democráticos de la Constitución, y socavan la capacidad de los poderes públicos para legislar en defensa del interés público, creemos necesario que acabar con ellos.

Con este objetivo, la campaña “No a los tratados de comercio e inversión” forma parte de la iniciativa europea de recogida de firmas «Derechos para las personas, paremos las multinacionales», la cual, en solo tres meses, ya cuenta con más de medio millón de firmas. A parte de demandar el fin de estos mecanismos de arbitraje, la iniciativa reclama que la Unión Europea y los estados miembros apoyen activamente el tratado que se está negociando en la ONU para exigir el respeto de los derechos humanos, sociales y ambientales por parte de las empresas transnacionales.

Consideramos una gran injusticia que, mientras que las víctimas de violaciones de derechos humanos por parte de empresas europeas no tienen acceso efectivo a la justicia, a las corporaciones se les tienda una alfombra roja con los tratados de comercio e inversión.

Por todo ello, hacemos hoy un llamamiento para invitar al mayor número de personas a apoyar la iniciativa europea “Derechos para las personas, paremos las multinacionales”, firmando y difundiendo la petición aquí.

source : No al TTIP

Printed from: https://www.bilaterals.org/./?la-campana-no-a-los-tratados-de