Alianza Patriótica pide a presidentes centroamericanos no otorgar prórroga para TLC

23 de Setiembre de 2008

Alianza Patriótica pide a presidentes centroamericanos no otorgar prórroga para TLC

San José, (NP) - El Partido Alianza Patriótica (AP), solicitó a los mandatarios
centroamericanos “considerar no otorgar una prórroga a Costa Rica” para
depositar el Tratado de Libre Comercio (TLC), con los Estados Unidos,
hasta que finalice el proceso electoral en esta nación del norte.

La petición a los mandatarios, por parte de AP, tiene “la finalidad de
esperar a tomar tal decisión después del resultado de las elecciones en
este último país, que podría traer un gobierno estadounidense menos
intervencionista , menos dictatorial y más humano, como última posibilidad
para nuestros pueblos”.

La nota, firmada por el presidente de AP, Esli Vega, con fecha del 15 de
setiembre, fue entregada a las delegaciones diplomáticas de Nicaragua, El
Salvador, Honduras, Guatemala y República Dominicana.

Alianza Patriótica, según su presidente, es una herramienta de unión del
Movimiento Patriótico Nacional, que lucha contra el TLC con el propósito de
que sirva de plataforma electoral para acceder al poder de la República en
el 2010.

La organización política define al TLC “como obstáculo del desarrollo de
nuestros pueblos centroamericanos, la existencia de condiciones injustas
en las normas no comerciales del tratado comercial y de inversiones
internacional”.

AP solicita “la revisión de esas normas, que consideramos injustas y
afectan el bienestar social de nuestros pueblos, con la finalidad de no
renunciar a nuestras posibilidades de negociación con la Inversión
Extranjera Directa, a controlar el flujo de capitales, a no impedir la
producción de genéricos en medicamentos y agroquímicos, a no privatizar
nuestras estructuras de seguridad social y de relaciones de trabajo”.

Para Vega el proceso electoral en Estados Unidos “podría traer un gobierno
estadounidense menos intervencionista, menos dictatorial y más humano,
como última posibilidad para nuestros pueblos”.

Antecedentes

La carta a los presidentes centroamericanos recuerda que, “la amistad
entre nuestros pueblos ha sido históricamente activa y el mes de setiembre
es muestra fehaciente de su convergencia en un destino común, que
comenzó a construirse en 1821, basado en el respeto a la libre
determinación de los pueblos y no en la imposición de determinaciones
supranacionales”.

“La instauración y la consiguiente consolidación de la democracia en
nuestras naciones, ha venido a fortalecer sus relaciones y nuestro Partido
promueve ese sentimiento de hermandad centroamericana. La región
centroamericana, desde sus raíces históricas, ha desarrollado
regularidades generales y específicas en su desarrollo socioeconómico,
pero también hay que reconocer la persistencia de algunos obstáculos
comunes, que han frenado el desarrollo socioeconómico de Centroamérica
como región”, agrega.

“Conciliar las particularidades de cada país, con los aspectos generales del
conjunto de países centroamericanos, es un reto para mejorar la
convivencia y el bienestar de sus pueblos. Enfrentar este reto es una tarea
pendiente, que se debe impulsar cotidianamente, y nuestro Partido
consciente de ello, con el mayor respeto, toma esta iniciativa”, resalta la
carta.

Expresa también que “nuestra perspectiva social, política y económica,
ubica como obstáculo del desarrollo de nuestros pueblos centroamericanos,
la existencia de condiciones injustas en las normas no comerciales del
tratado comercial y de inversiones internacional, que ya comenzó a regir en
Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua, denominado Tratado de
Libre Comercio entre Centroamérica, Estados Unidos y República
Dominicana, el cual en Costa Rica ha sido resistido por los sectores más
conscientes de su población, como son las universidades, las
organizaciones civiles de trabajadores, campesinos, profesionales, amas de
casa, y otras”.

“Con base en esta consideración de principios de nuestro Partido, nuestro
planteamiento ha sido aquel que promueve la revisión de esas normas, que
consideramos injustas y afectan el bienestar social de nuestros pueblos,
con la finalidad de no renunciar a nuestras posibilidades de negociación
con la Inversión Extranjera Directa, a controlar el flujo de capitales, a no
impedir la producción de genéricos en medicamentos y agroquímicos, a no
privatizar nuestras estructuras de seguridad social y de relaciones de
trabajo”.

Añadió que “este mes de la Patria ha traído una ráfaga de viento fresco
para la resistencia mencionada, al declarar inconstitucional la última de las
leyes llamadas de implementación de dicho tratado comercial, por cuanto es
contraria a la defensa de nuestra biodiversidad”.

Vega asegura que “esta resolución de la Sala Constitucional (Sala IV), nos
abre una pequeña ventana parta reforzar nuestra solicitud de modificación
de las normas de este TLC, que perjudican a nuestros pueblos”.

keywords:
source: El País