CAFTA: Manifestantes buscan evitar la ratificación del acuerdo

Washington /.-Reunidos en el edifico Cannon, a un costado del Capitol Hill, sede del Congreso estadounidense, trabajadores de la industria del acero, textil y automotriz recibieron ayer con abucheos a los presidentes centroamericanos que buscan la ratificación del TLC con la región y República Dominicana.

Liderados por cinco congresistas demócratas, quienes aseguraron que no escucharán los argumentos de los gobernantes, los manifestantes criticaron duramente la gira que éstos iniciaron el lunes recién pasado en Miami como parte de su cabildeo en la unión americana.

“Buenos trabajos sí, justicia social sí”, rezaban las pancartas que portaban los manifestantes, entre ellos, muchos centroamericanos.

Según la central sindical estadounidense AFL-CIO, las protestas reunieron a unas mil 200 personas.

Los presidentes de Guatemala, Costa Rica, El Salvador, Honduras y Nicaragua, llegaron ayer a la capital estadounidense y por la noche se reunieron con representantes de la Cámara de Comercio de EE.UU.

El acuerdo comercial es conocido como DR-Cafta, por sus siglas en inglés.

No dicen toda la verdad

Sherrod Brown, representante demócrata por el Estado de Ohio, dijo que los mandatarios no están contando toda la verdad sobre el DR-Cafta, pues se les ha olvidado mencionar que los trabajadores de sus países se oponen a dicho acuerdo, tal y como lo hacen sus colegas en EE.UU.

En declaraciones a Prensa Libre, Brown afirmó que no apoyarían un acuerdo que ocasionó la muerte de dos trabajadores guatemaltecos que protestaban en contra del mismo, hace algunos meses.

Por su parte, la congresista Hilda Solms, demócrata, por el Estado de California, e hija de una inmigrante nicaragüense, dijo que tampoco apoyará el acuerdo, porque las condiciones laborales, especialmente en el área de la maquila en Guatemala y Honduras, no cumplen con estándares mínimos de dignidad y remuneraciones.

“¿Con qué cara le piden al pueblo que apoye ese tratado? Tenemos que romper este ciclo de malos tratos ahora”, dijo el legislador, también demócrata, Steve Lynch, de Maine, haciendo eco a la oposición.

No todo es en contra

Mientras que en un extremo de la ciudad unos protestaban en contra del DR-Cafta, en el lado opuesto de Washington opinaban que la visita de los presidentes daría un empuje decisivo al acuerdo.

En las oficinas del centro de investigación y análisis, Cato Institute, Daniel Ikenson, analista comercial, explicó a Prensa Libre que el esfuerzo efectuado por los gobernantes cerraría con broche de oro todo el proceso de cabildeo a favor del acuerdo desde que se terminaron las negociaciones en 2003.

Según Ikenson, las visitas efectuadas a sectores clave y estados importantes en el comercio entre la región DR-Cafta y EE.UU., haría que los empresarios pidan, vía correo electrónico, teléfono o personalmente a congresistas de sus localidades un voto a favor del acuerdo.

Datos del Cato Institute arrojan que el DR-Cafta necesita sumar, al menos, 218 votos antes de julio, y faltan cerca de 40.

Oportunidad histórica

Como una “oportunidad única de reforzar los logros de nuestros vecinos del sur”, calificó Rob Portman, representante de Comercio Exterior de EE.UU., la ratificación del TLC.

El acuerdo comercial ofrece una “oportunidad histórica”, dijo en una entrevista publicada ayer en el diario The Wall Street Journal.

Portman explicó que los beneficios económicos para EE.UU. derivados del TLC no podrían ser más claros, puesto que actualmente el 80 por ciento de los productos y servicios de los países de la región, y un 99 por ciento de sus productos agrícolas, entran sin aranceles, mientras que buena parte de las exportaciones estadounidenses hacia estos países sí tienen que pagar impuestos.-EFE.

keywords:
source: Prensa Libre