Colombia: Arroceros anuncian una huelga a partir del próximo jueves

Colombia: Arroceros anuncian una huelga a partir del próximo jueves

9-4-14

JPEG - 117.2 kb

Los productores de arroz de Colombia anunciaron hoy que harán una huelga nacional a partir del próximo jueves como protesta por la crisis que atraviesa el sector por los bajos precios del cereal, el contrabando y la falta de crédito, informaron hoy fuentes del gremio.

El representante del movimiento "Dignidad Arrocera", Roberto Botero, dijo en un comunicado que "un sector de los productores del cereal en el país se irá a paro desde este jueves ya que tras las protestas campesinas del año pasado, persisten líos de precios, contrabando, falta de crédito y dificultades en absorción de la cosecha".

Según el dirigente, se deben respetar los precios de referencia anunciados por el Gobierno colombiano el año pasado y si los industriales no pueden pagar el precio "el Estado debe compensar a los productores la diferencia".

Agregó que los márgenes de utilidad para los arroceros han caído en al menos un 35 % y que, por el contrario, los costos de producción siguen en ascenso.

El dirigente detalló que el año pasado entraron al país 400.000 toneladas del cereal de contrabando y que a eso se le suma que a la Comunidad Andina (CAN) se le autorizaron el ingreso de 90.000 toneladas más.

Botero pidió, además, al Gobierno alivio para las abultadas deudas del sector que se han incrementado por efectos de la temporada de lluvias y el cambio climático que golpean las plantaciones.

Los cultivadores de arroz piden también revisar los Tratados de Libre Comercio y créditos que les permitan competir con productores como los de la CAN y de Estados Unidos, en donde hay subsidios agrícolas.

En marzo pasado, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, advirtió que un nuevo paro agrario como el que otros sectores han anunciado para fines de este mes le haría un "terrible daño" al país y subrayó que no hay justificación para secundarlo.

Un paro agrario nacional que se prolongó durante tres semanas en agosto pasado puso en jaque al Gobierno con el bloqueo de medio centenar de vías en trece departamentos, incluyendo los pasos fronterizos con Ecuador y Venezuela, lo que causó el desabastecimiento de varias ciudades.

La movilización terminó después de que el Gobierno se comprometió con una serie de medidas para mejorar el acceso al crédito de los agricultores y frenar el acceso de algunos productos del campo importados.

source: El Heraldo