Colombia y México celebran 20 años de TLC

Colombia y México celebran 20 años de TLC

La República / Colombia, 22-7-14

El Acuerdo de Complementación Económica entre México y Colombia cumple 20 años de su firma, que se concretó el 3 de junio de 1994 y entró en vigencia el 1 de enero de 1995.

Sin embargo, luego de un largo plazo de implementación, el panorama no es alentador para las exportaciones colombianas. En los 20 años del acuerdo, las ventas al exterior hacia México no han superado los 1,000 millones de dólares.

Este acuerdo, en dónde también participó Venezuela, se convirtió en 2006 en un Tratado de Libre Comercio (TLC). Este nuevo protocolo buscaba perfeccionar las prácticas de comercio exterior entre ambos países.

Si bien un TLC no se trata solo de exportar, la interrogante persiste en por qué las ventas externas colombianas no se han incrementado, cuando las importaciones en los últimos diez años han pasado de bordear los 1,000 millones de dólares al cierre del 2013, en 5,945 millones de dólares.

Andrés Castro, director de negocios internacionales de la Universidad del Rosario de Colombia, explica que en principio el acuerdo buscaba promover la industria automotriz entre los tres países participantes. “Con el tiempo quien le sacó ventaja al acuerdo fueron los mexicanos. Ellos trajeron mucha industria que generó un impacto en el mercado local”.

Para el académico, una de las causas que ha ocasionado el bajo nivel de exportaciones, es el tipo de mercado. “El mexicano es muy regionalista prefiere los productos nacionales a los importados. También el colombiano desconoce al cliente potencial”, dijo.

Agregó que el empresariado colombiano no se arriesga a entrar porque considera que no tendrá éxito. “Muy pocos han logrado permanecer en el país, es un mercado muy cerrado”. En consecuencia, los exportadores se han concentrado en promover sus productos en los mercados vecinos (Ecuador y Venezuela).

“Esto pone en evidencia que Colombia requiere diversificar aún más los mercados para las exportaciones no tradicionales y al mismo tiempo ampliar la oferta exportable”, asegura Sergio Clavijo, director de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (ANIF).

El economista sugiere que Colombia revise los esfuerzos que hizo en 2010 y 2011, cuando al cerrarse el mercado venezolano, los empresarios nacionales se vieron obligados a buscar nuevos destinos y ahí México cobró atención y representó 12% de las exportaciones del país. Actualmente solo representan 1.8% de las ventas al exterior.

La relación comercial con México se ha concentrado en las ventas de materia prima o productos industriales que se unen a cadenas de valor. La mayoría de las exportaciones colombianas no llevan hacia México un producto terminado con alto valor agregado.

Otro punto en contra, fue la firma paralela que llevó México con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entre los Estados Unidos y Canadá. “En México sabían que iban a entrar en déficit cuando firmaran el Nafta, y lo que decidieron fue perder acá pero ganar con Colombia”, dije Castro.

El sector agropecuario mexicano quedó muy protegido en el acuerdo comercial, de allí la limitación en el intercambio comercial de alimentos por parte del mercado local.

“Es un sector muy protegido, cuando se firmó el acuerdo aún existían restricciones, solo hasta ahora con la Alianza del Pacífico se irán a desgravar”, explica Carolina Lorduy, directora de la Cámara de Alimentos de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi). El TLCAN benefició la entrada de productos agrícolas de sus países miembro, por lo que para Colombia no hubo espacio.

En 2013, las grasas y aceites animales fue el principal producto que se exportó del sector por un valor de 44. 5 millones, seguido de azúcares por 15.2 millones.

Nueva oferta a México

A pesar de que el panorama no es el mejor para las exportaciones, hay algunos productos que se han abierto camino en los últimos cuatro años. Según cifras del Ministerio de Comercio, entre 2010 y 2013, surgió un mercado para las frutas secas y semillas, huevos, leche y natas, automóviles de turismo, papel y cartón.

Leche y natas pasó de no exportarse a vender 709,000 dólares, frutas secas creció de 2,000 dólares a 243,600 dólares, los automóviles de turismo representaron en el 2013, 35.2% del total. Las variaciones de esta lista alcanzan hasta 500%. Otro producto con gran participación es el aceite de coco, que se utiliza para las esencias del sector cosmético.

Inversión extranjera

En cuanto a la inversión extranjera, el TLC con México permitió que llegara mayor capital foráneo a Colombia por la facilidad que ofrece el mercado local.
Mientras que Colombia no invierte en su par, México sí lo hace en el mercado colombiano. En el 2013, la inversión de Colombia a México fue de 30 millones de dólares, mientras que la inversión mexicana fue de 603 millones de dólares.

Si bien son importantes los flujos de inversión, hay que diseñar una nueva estrategia para que Colombia pueda entrar al mercado mexicano. Algunas de las propuestas son encontrar nichos de mercado como con Estados Unidos, valor agregado e informarse muy bien sobre el cliente que se quiere conquistar.

Industria mexicana es bien recibida

El TLC con México ha propiciado el aumento de importaciones de la industria del país centroamericano. Los productos del sector automotriz, cosméticos, maquinaria y equipo y productos químicos, son algunos de los que tradicionalmente se compran desde Colombia.

Para Jaime Concha, director de la Cámara de Cosméticos de la Andi, México se convirtió en proveedor de cosméticos más grande de la Región pues al firmar el TLCAN, las multinacionales decidieron instalarse allí, además que había algunas restricciones en los otros países.

En el último año, el acero fue relevante en las importaciones, alcanzaron 240 millones de dólares.

El atractivo de la industria automotriz mexicana es, según Andrés Castro, el sello que representa. “Al colombiano les llama la atención las marcas de carro importadas”. Los vehículos que se fabrican en México llegan a Colombia con arancel cero, mientras que de otros países llegan con algún tipo de gravamen.

Según el Ministerio de Comercio de Colombia, del total de las compras externas, 63.6% correspondieron a bienes de capital y materias primas, y anualmente crecen 15 por ciento.

keywords:
source: El Economista