bilaterals.org logo
bilaterals.org logo
   

Corea del Sur y EE. UU. celebran la 2ª ronda de diálogos del TLC

Corea del Sur y EE. UU. celebran la 2ª ronda de diálogos del TLC

Por Yonhap | 31-1-18

JPEG - 21.7 kb

Corea del Sur y Estados Unidos han celebrado este miércoles la segunda ronda de diálogos para enmendar su tratado de libre comercio (TLC), en medio de las crecientes tensiones comerciales entre las dos naciones sobre la implementación de Washington de fuertes aranceles contra las lavadoras y paneles solares de Corea del Sur.

Los diálogos, de dos días de duración, tienen lugar una semana después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, firmara aranceles de salvaguardia sobre lavadoras y paneles solares extranjeros, incluidos los de Corea del Sur, diciendo que protegerán los puestos de trabajo estadounidenses.

Se espera que el Gobierno de Seúl plantee el tema de las medidas de salvaguardia de EE. UU. en la mesa de negociaciones, dado que está buscando consultas con EE. UU. por los fuertes aranceles, que entrarán en vigor el 7 de febrero.

Bajo las medidas de salvaguardia, se aplicará un arancel del 20 por ciento sobre los primeros 1,2 millones de lavadoras importadas en la primera mitad del año y un arancel del 50 por ciento sobre las que superen dicha cifra. Un arancel del 30 por ciento será impuesto sobre los paneles y módulos solares importados por encima de 2,5 gigavatios en el primer año.

A no ser que el tema se resuelva mediante consultas bilaterales, el Ministerio de Comercio de Corea del Sur dijo que presentará una demanda ante la Organización Mundial del Comercio y solicitará una compensación por los daños sufridos por las firmas surcoreanas.

Tras los primeros diálogos, celebrados el 5 de enero (hora local) en Washington, el ministro de Comercio surcoreano, Kim Hyun-chong, dijo que espera una creciente presión de EE. UU. en las próximas negociaciones, dado que la Administración Trump desea un arreglo rápido del TLC bilateral, en medio de la frustración por el ritmo lento de los diálogos para reformar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con Canadá y México.

Kim, quien sirvió antiguamente en el órgano de apelaciones de la OMC, dijo que Seúl tratará de revisar la cláusula de solución de controversias entre los inversores y el Estado (ISDS, según sus siglas en inglés) y explorar las maneras de proteger la industria agrícola, que se ha visto afectada tras la implementación del TLC.

Con la cláusula ISDS, los inversores pueden demandar a otros países por presuntas prácticas discriminatorias mediante órganos de arbitraje internacional. Los expertos locales han expresado sus preocupaciones de que las grandes firmas multinacionales puedan aprovechar la cláusula, conduciendo a la infracción de la soberanía judicial de Corea del Sur.

Los funcionarios de Seúl también anticipan la elevada presión sobre la industria del automóvil, que representa una gran parte del superávit comercial con EE. UU. Alrededor de un 80 por ciento del superávit comercial de Corea del Sur en 2016 provino del sector del automóvil.

Los funcionarios de la industria dijeron que el porcentaje de las piezas de automóviles de EE. UU. utilizadas por los fabricantes de automóviles surcoreanos podría convertirse en un tema importante, ya que también es un tema espinoso para EE. UU. en las conversaciones en curso sobre el TLCAN.

Mientras que el acuerdo comercial, de cinco años de antigüedad, ha impulsado el comercio de automóviles entre las dos naciones, las firmas surcoreanas han gozado de mayores beneficios gracias al mayor tamaño del mercado de automóviles de EE. UU., que es alrededor de 10 veces mayor que el mercado nacional.

Las exportaciones de automóviles de Corea del Sur a EE. UU. crecieron un 80 por ciento desde el año 2011, a 18.490 millones de dólares en 2015, mientras que las importaciones de coches estadounidenses aumentaron un 380 por ciento.


 source: Yonhap