Costa Rica: Detractores del TLC hoy denuncian a Mayi Antillón ante la Procuraduría de la Ética

Esteban A. Mata Fonseca, emata@prensalibre.co.cr, 13-3-07

La diputada del PLN Mayi Antillón afirmó que no tiene conflicto de intereses con su voto al proyecto del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos.
Las denuncias ligadas a supuestos conflictos de intereses están a la orden del día. Tanto así que hoy antes del mediodía, el diputado de Frente Amplio, José Merino, en compañía de representantes de la Asociación Nacional de Educadores (ANDE) y de la Unión de Empleados de la Caja Costarricense de Seguro Social (Undeca) presentarán una denuncia en contra de la liberacionista Mayi Antillón.

Esto por cuanto consideran que en la decisión de la diputada de apoyar el TLC media un conflicto de intereses en vista de que su
esposo, el abogado Luis Pal Hegedus, es apoderado especial de una serie de empresas farmacéuticas transnacionales que se verían beneficiadas con la ratificación del acuerdo comercial.

Así lo confirmó Merino a LA PRENSA LIBRE, quien señaló que se limitarán a presentar los documentos que tienen en su poder a fin de que la Procuraduría determine si existe o no conflicto de intereses de parte de la diputada Antillón.

La presentación de documentos la harán de forma pública asegurando que pondrán de manifiesto las implicaciones que el voto del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos de la legisladora Antillón significará beneficios de la empresa Pfizer y otras empresas farmacéuticas, de las cuales Pal Hegedus es apoderado especial.

Antillón ha reiterado que no tiene ningún conflicto de intereses a la hora de votar a favor del TLC, y que lo hace convencida de que es un beneficio para el país.

Además reiteró una invitación a “que investiguen lo que quieran” pues aseguró que no tiene nada que esconder.
Palagedus, Pfizer y el TLC

Si bien la relación no es directa, la presentación de documentos que anunció Merino busca demostrar que los beneficios que obtendrían las farmacéuticas y otras compañías del ramo, si se aprueba el TLC, redundarían en beneficios económicos para la Familia de Luis Pal y Mayi Antillón.

Para Merino y muchos de los opositores al TLC, el hecho de que Luis Pal Hegedus sea el esposo de Mayi Antillón y a su vez socio del Bufete Castro-Pal (especializado en la
atención de temas de propiedad intelectual teniendo poderes especiales para el trámite de inscripción de patentes de invención de
diversas empresas transnacionales, entre ellas Pfizer), refleja un conflicto de intereses y eventual violación a la Ley de Enriquecimiento Ilícito, en su artículo 48.

Entre los clientes del Bufette Castro-Pal se encuentran empresas como Pfizer Inc, Quill Medical Inc., Wyeth de EUA y Warner-Lambert Company LLC de EUA.

Ante esto Antillón se defiende arguyendo que esta actividad de su marido es en la que viene trabajando desde hace más de 15 años, y denunció una campaña de desprestigio.
Estrategia

Para la legisladora este tipo de denuncias e investigaciones lo único que buscan es evitar que los diputados voten el TLC con Estados Unidos, pero aseguró que está convencida de votar el proyecto en vista de que a su criterio es un bien para el país.

La estrategia vendría en el tanto los opositores buscan debilitar la mayoría calificada (38 votos) que apoya el TLC.

Al ser cuestionada sobre la denuncia que se presentaría el día de hoy, Antillón dijo que era “más de lo mismo”.

De hecho la semana anterior, la diputada Evita Arguedas, jefa del Movimiento Libertario y quien formaba parte de la Comisión Dictaminadora del proyecto de Ley General de Telecomunicaciones, renunció a su puesto en la plana legislativa, así como a votar el proyecto, en vista de que la Procuraduría de la Ética detectó conflictos de intereses de parte de la legisladora en relación con el proyecto de ley.

La denuncia había sido presentada por el diputado de Acción Ciudadana, Alberto Salom, y al determinar la Procuraduría que existía un conflicto, Arguedas renunció a la plana e incluso anunció que preguntaría a la Procuraduría de la Ética si tiene algún problema en votar el TLC, pues asegura que si se advierte alguna irregularidad, se abstendría.

Ahora la Procuraduría de la Ética recibirá el caso de Antillón, y habrá que esperar el informe para ver qué pasa.

keywords:
source: Prensa Libre