Eurodiputados: no al TLC con Mercosur si Brasil sigue con políticas contra el ambiente y los indígenas

JPEG - 32.5 kb

Por Jorge Marchini | 26-3-19

Eurodiputados: no al TLC con Mercosur si Brasil sigue con políticas contra el ambiente y los indígenas

En el marco de expectativas por la reapertura de las demoradas y controvertidas negociaciones del Mercosur con la Unión Europea para la firma de un acuerdo de libre comercio, ha llamado la atención la presentación de una dura carta abierta de 36 eurodiptados de los bloques de izquierda (GUE), Verdes (EFA) y legisladores de la socialdemocracia, entre los cuales se destaca Bernd Lange, presidente de la Comisión de Comercio Internacional del Parlamento Europeo, a la Comisaria en Comercio de la Comisión Europea.

Europarlamentarios socialdemócratas, del bloque de izquierda y de los verdes señalaron a Anna Cecilia Malmström, Comisaria de Comercio en la Comisión Europea, su preocupación por las negociaciones comerciales en curso entre la Unión Europea y Mercosur, ante las políticas del gobierno brasileño contra el medio ambiente y los pueblos originarios.

En una carta a la Comisaria, mostraron su preocupación por la situación política en Brasil y la necesidad de que la política comercial de la UE alcance los más altos estándares de derechos humanos y protección ambiental con ese país, la mayor economía del bloque comercial del Mercosur.

Desde la asunción del presidente Jair Bolsonaro el 1 de enero de 2019, el gobierno brasileño ha tomado una serie de acciones reprensibles que podrían socavar directamente los principios de la estrategia de la Unión Europea de “Comercio para todos”, y podrían facilitar la violación de los derechos humanos y la degradación del medio ambiente, sostienen los eurodiputados.

Con respecto a los derechos humanos, los parlamentarios plnteaaron su preocupación por la orden ejecutiva presentada por Bolsonaro para transferir la protección de las tierras indígenas de la Fundación Nacional Indígena (FUNAI) al Ministerio de Agricultura, que dejará a los pueblos indígenas y sus tierras vulnerables a los intereses de los agronegocios.

Dado que los bienes primarios, incluidos los productos agrícolas, representan el 34,7% de las exportaciones brasileñas a la UE (y esto se prevé que aumentaría con un nuevo acuerdo), existe un riesgo muy real de que el Tratado de Libre Comercio UE-Mercosur socavará directamente la protección de tierras indígenas incentivando la expansión de productos agrícolas y otros bienes primarios para la exportación, señalaron.

Los eurodiputados alertaron a Malmström que tanto Brasil y varios Estados miembros de la UE son signatarios del Convenio 169 de la OIT, se hace necesario respetar las disposiciones del mismo con respecto a la protección de la integridad territorial y la protección fundamental de los pueblos indígenas.

También se refieren a la amenaza de Bolsonaro de retirar a Brasil del Acuerdo Climático de París, que luego minimizó, pese a lo cual “no hay evidencia que sugiera que este gobierno actuará de buena fe cuando se trata de cumplir con sus compromisos ambientales. En su estado actual, existen riesgos reales para la selva amazónica, que sigue siendo tan vital para el clima mundial”.

Entre agosto de 2017 y julio de 2018, se deforestaron 7,900 km2 de la Amazonia, un aumento del 13,7% respecto al año anterior y la mayor superficie de bosques despejada desde 2008, lo que parece incompatible con la acción de la Comisión contra la Deforestación y la Degradación Forestal, lanzada en diciembre de 2018. “No podemos aceptar que el ganado criado en las tierras de la antigua selva tropical puedan encontrar su camino para franjas de consumidores de la UE”, indican los eurodiputados.

Finalmente, indican en su misiva a Malmström, que el nombramiento de Ricardo Salles como Ministro de Medio Ambiente es otra señal de que el gobierno brasileño no tiene la intención de tomar en serio la protección ambiental, y recuerdan que el ministro fue declarado culpable de “impropiedad administrativa” tras modificar los mapas sobre las medidas de protección ambiental en 2016.

“Hasta que tengamos garantías de que el régimen de Bolsonaro demuestre un compromiso genuino con sus responsabilidades en virtud del Acuerdo de París sobre el Clima, además de garantizar que los derechos de los pueblos indígenas en su país estén totalmente protegidos, no aceptaremos votar a favor de un Acuerdo Comercial UE –Mercosur, señalan taxativamente.

Por los Socialistas y Dmócratas (S&D), signaron el documento enviado a Malmström los eurodiputados Bernd Lange, Marie Arena, Jude Kirton-Darling, Agnes Jongerius,Karoline Grasswander-Hainz

Por el grupo de los Verdes/Alianza Libre Europea, firman el documento Philippe Lamberts, Yannick Jadot, Molly Scott Cato, Florent Marcellesi , Josep-Maria Terricabras, Eva Joly, Tilly Metz , Jordi Solé , Ernest Urtasun, Martin Hausling, Michel Reimon, Maria Heubuch, Patrick Le Hyarick, Thomas Waitz, Ana Miranda, Monika Vana, Bart Staes, Bas Eickhout, Heidi Hautal, Klaus Buchner y Pascal Durand.

Por el Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica, Dimitros Papadimoulis , Helmut Scholz, Cornelia Ernst, Gabi Zimmer, Paloma Lopez Bermejo, Martina Michels, Stelious Kouloglou y Martina Michels.

Jorge Marchini, profesor titular de Economía de la Universidad de Buenos Aires. Coordinador para América Latina del Observatorio Internacional de la Deuda, investigador del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (Clacso). Vicepresidente de la Fundación para la Integración Latinoamericana (FILA) y colaborador del Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la )

source: Estrategia