Europa, ’preocupada’ por fallo pone en aprietos al TLC con la UE

Europa, ’preocupada’ por fallo pone en aprietos al TLC con la UE

16-5-14

Con mucha sorpresa recibió el Gobierno Nacional la decisión de la Corte Constitucional de declarar inexequible el Decreto 1513, mediante el cual se le dio aplicación provisional al Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Colombia y la Unión Europea (UE), que entró en vigencia el primero de agosto del año pasado.

La Corte señaló que la aplicación provisional debe ser excepcional y solo respecto de tratados de naturaleza comercial y económica que hayan sido acordados en el ámbito de una organización internacional, y que aunque el decreto afirme que el TLC fue acordado en el marco de la Organización Mundial de Comercio (OMC), los tratados bilaterales o plurilaterales de comercio no hacen parte del orden jurídico de la referida organización.

Para la viceministra de Comercio Exterior, Claudia Candela, la motivación del Decreto 1513 está muy bien fundamentada y la provisionalidad debió mantenerse, pero enfatizó en que el Gobierno acatará, como siempre, la determinación de la Corte.

A pesar de que esa sentencia es considerada por algunos funcionarios como “muy fuerte”, su efecto comenzará a verse dentro de seis meses, exactamente a partir del 8 de noviembre próximo, por decisión de la misma corporación.

No obstante, la Viceministra confió en que el examen que está haciendo la Corte Constitucional de la ley que aprobó el acuerdo con la UE sea positivo y, además, que su resultado se conozca antes del 8 de noviembre, con lo cual no se produciría ningún traumatismo en las relaciones comerciales y económicas bilaterales.

Preocupación europea

Con el TLC, firmado en Bruselas (Bélgica) a finales de junio del 2012, la mayoría de productos colombianos entran al mercado de la Unión Europea sin pagar aranceles; lo mismo ocurre en Colombia con buena parte de los bienes fabricados en la economía comunitaria.

El fallo de inexequibilidad del Decreto 1513 se conoció casi simultáneamente con el inicio de la primera reunión de la Comisión de Administración del Acuerdo, llevada a cabo en Lima, capital del Perú, país que también hace parte del TLC.

Allí, en esa cita, los funcionarios europeos expresaron “su profunda preocupación” por lo sucedido, sentimiento que se repitió en las llamadas que le hicieron al Gobierno colombiano para indagar sobre la suerte inmediata del acuerdo y la vigencia de las preferencias arancelarias bilaterales.

Para las autoridades colombianas no ha sido fácil explicarles a sus homólogas europeas la motivación y los alcances de la decisión de la Corte, pues esta revisión existe en muy pocos países, entre estos Colombia, pues en la mayoría es suficiente con la aprobación de los acuerdos por parte del Congreso.

Este diario estableció que la noticia le cayó como un baldado de agua fría el Ejecutivo, pues nada indicaba que el examen de la Corte fuera a tener el resultado indicado, como sucedió hace menos de un mes cuando declaró inexequible la ley que le dio vida a la Alianza del Pacífico.

En el Gobierno hay susto por esas decisiones, pues en su concepto envían una señal poco clara a la comunidad internacional, aunque reitera su confianza en que la Corte le dará luz verde a la ley que aprobó el tratado con Europa.

Con el acuerdo, tanto Colombia como la Unión Europea esperan un crecimiento del intercambio comercial y de las inversiones europeas en nuestro país.

No obstante, los sectores ganadero y lácteo locales afirman que fueron gravemente perjudicados en la negociación a favor de los intereses comunitarios.

keywords:
source: El Tiempo