La Alianza Social Continental rechaza el golpe de Estado contra el Presidente Manuel Zelaya en Honduras

La Alianza Social Continental rechaza el golpe de Estado contra el Presidente Manuel Zelaya en Honduras

Alianza Social Continental, 28-6-2009

El debate acerca de la consulta al pueblo hondureño sobre la posibilidad de realizar una asamblea constituyente que busca democratizar la institucionalidad de Honduras, ha sido resuelto de la peor manera por la Fuerzas Armadas de ese país, en asocio de otros poderes del Estado que le temen a la participación de los pueblos en la gestión política y administrativa de ese país: por la vía de la fuerza y el uso de las armas. Por lo tanto, rechazamos el golpe de Estado y denunciamos su ilegitimidad.

El secuestro del Presidente Manuel Zelaya, así como la militarización que padece hoy la sociedad civil hondureña, privada de energía eléctrica y del servicio de comunicaciones, y la declaratoria de un toque de queda a las 16:00 horas, son hechos inaceptables, que demuestran cuál es el tipo de democracia, cuál es el respeto a los derechos humanos que profesan los opositores al Presidente en Honduras. Prueba de ello, es que los líderes sociales han empezado a ser perseguidos. Al momento, se desconoce el paradero de Carlos H. Reyes, reconocido líder sindical que había inscrito su candidatura independiente a la presidencia. Exigimos que las Fuerzas Armadas informen dónde se encuentra y garanticen todos sus derechos civiles y políticos.

La Alianza Social Continental reconoce el valor democrático de la apertura que tuvo el Presidente Zelaya al escuchar la voz de los movimientos y redes sociales centroamericanos sobre las implicaciones del Acuerdo de Asociación de la Unión Europea con Centro América y al encaminar al país en un sendero de democracia e integrar el ALBA.

La comunidad internacional debe realizar con urgencia las gestiones para lograr el restablecimiento de la institucionalidad democrática en Honduras. Debe garantizarse el derecho del pueblo hondureño a realizar pacíficamente la consulta y a tener de vuelta, sano y salvo al Presidente Zelaya, a su familia y a todo su equipo. Así mismo, debe garantizarse la inviolabilidad de las delegaciones diplomáticas de todos los países presentes en Honduras.

Expresamos nuestra solidaridad irrestricta con el pueblo hondureño que, a pesar de la intimidación y amenaza de las Fuerzas Armadas de su país, mantiene su decisión de participar, por primera vez en su historia, en un proceso de consulta democrática.

Convocamos a las organizaciones sociales y democráticas de todo el continente a expresar su más enérgico rechazo a este golpe y a movilizarse en apoyo al pueblo de Honduras.

ALIANZA SOCIAL CONTINENTAL

keywords: