La balanza del TLC con déficit para RD

31-1-09

La balanza del TLC con déficit para RD

Por Miguel Lugo

A casi dos años de la incursión de República Dominicana en el Tratado de Libre Comercio con Centroamérica y Estados Unidos (DR-Cafta), este acuerdo le ha resultado significativamente poco beneficioso.

Hasta el momento por este convenio el país ha tenido un sacrificio fiscal de alrededor de US$3,000.5 millones, de acuerdo a información de la Dirección General de Aduanas (DGA). La pérdida de ingresos fiscales del Gobierno no ha sido percibida en el costo de los productos incluidos dentro del acuerdo.

En adición, la República Dominicana tiene una balanza comercial altamente desfavorable con los países participantes en el DR-Cafta, cuya brecha de desventaja se ha ampliado en 32.9 puntos porcentuales desde el año 2007 en que el país se integró al acuerdo, a septiembre del pasado año 2008.

Según cifras del Centro de Exportación e Inversión de la República Dominicana (CEI-RD), la balanza comercial del país con los Estados Unidos, la cual encabeza el acuerdo, desde el año 2007 hasta septiembre de 2008, ha representado un déficit absoluto de US$5,743.6 millones y relativo de 110.3%.

De acuerdo al CEI-RD, las exportaciones nacionales y de zonas francas, en su conjunto, de la República Dominicana a Estados Unidos, desde el 2007 a septiembre de 2008 alcanzaron US$5,206.3 millones, en tanto que las importaciones llegaron a US$10,949.9 millones, representando una diferencia desfavorable de US$5,743.6 millones (110.3%).

Antes de la integración de República Dominicana al DR-Cafta, en un período similar, o sea, entre los años 2005-2006, las exportaciones nacionales y de zonas francas hacia Estados Unidos alcanzaron US$6,129.5 millones, mientras que las importaciones fueron por US$10,876.1 millones, representando una diferencia absoluta desfavorable de US$4,746.6 millones y relativa de 77.4%.

Similar desventajas representa la balanza comercial del país con la mayoría de los países centroamericanos integrados al DR-Cafta, como son Costa Rica, El Salvador, Guatemala y Nicaragua, a excepción de Honduras, con el cual la balanza presenta resultado positivo.

La Dirección de Comercio Exterior de la Secretaría de Industria y Comercio (SEIC), que dirige Pablo Amaury Espinal, informó que con la firma del DR-Cafta, y su proceso de ratificación e implementación, el país realizó los cambios más sustanciales en su estructura tributaria de las últimas décadas, los cuales lo llevaron a pasar de depender de los ingresos de las importaciones como porcentaje de sus ingresos tributarios de un 27% en el 2004, a apenas un 11% para el 2007.

En un documento, la Dirección de Comercio Exterior de la SEIC indica que eso requirió una serie de cambios estructurales y legislativos, que repercutieron en la eliminación de la comisión cambiaria; eliminación de los impuestos de las materias primas y bienes de capital provenientes de los Estados Unidos, al igual que los procedentes del resto del mundo, y la eliminación de la factura consular.

De los US$3,000.5 millones de desgravación arancelaria otorgada por el Gobierno aún no se ha sentido su transferencia a los productos que se encuentran dentro de ese acuerdo para favorecer a la población, muchos de los cuales mantienen igual o mayor costo que el que tenían antes de la entrada de República Dominicana al DR-Cafta el 1 de marzo del año 2007.

En principios muchos comerciantes argumentaban que había que esperar la reposición de inventarios para poder transferir la reducción arancelaria de la que ellos se benefician mediante el acuerdo, y más adelante, a mediados de 2008, cuando se produjeron algunas alzas de precios a nivel mundial, alegaban que debido al DR-Cafta los productos en el mercado local no habían experimentado incrementos significativos.

Ahora, a pesar del DR-Cafta y la drástica reducción del valor del petróleo, algunos empresarios sostienen que muchos productos no han bajado de precios por el alto costo del transporte de carga y otros factores, que les aumentan sus gastos operacionales.

Avances jurídico e institucional, pero poco orden de mercado

El director de Comercio Exterior de la Secretarúa de Industria y Comercio (SEIC), Pablo Amaury Espinal, a pesar de que reconoce que en materia comercial el DR-Cafta ha resultado deficitario para el país, sostiene que por este acuerdo se han podido ver avances significativos en el orden jurídico e institucional de la nación dominicana, como son logros en materia de propiedad intelectual, de transparencia en las compras gubernamentales, en el área de telecomunicaciones y la práctica de la portabilidad numérica, y en la estructura impositiva del país.

Mientras que el ex director de Comercio Exterior, Hugo Rivera Fernández, y quien formó parte de la comisión negociadora para la incursión del país en el DR-Cafta, manifestó que entre los beneficios que ha representado ese acuerdo, se encuentran la atracción de inversiones y un mejor clima de negocios.

No obstante, indicó que es “increíble” que aún no existan laboratorios certificados con Estados Unidos, ni procedimientos de financiamientos claros, entre otras cosas, ya que el país se ha preocupado mucho simplemente por el cumplimiento legal.

Agregó que luego del acuerdo se hicieron tres reformas fiscales, en las cuales en muchos casos fueron disminuidos el arancel, pero subían los valores en las aduanas y productos que no pagaban ITBIS ahora pagan.

Añadió que hay mucha incertidumbre debido a que “algunos empresarios se han tomado los beneficios que le da el acuerdo como beneficios a su patrimonio, debido a que no hay una política clara del Estado de traducir esos beneficios del acuerdo al consumidor”.

En tanto que el subdirector general técnico de Aduanas, Eduardo Rodríguez, indicó que entre las ganancias otorgadas por el DR-Cafta se encuentran la eliminación de la comisión cambiaria, la cual constituía un 13%, y el impuesto selectivo al consumo de los vehículos.

Rodríguez lamentó que a pesar de todas esas facilidades y las rebajas experimentadas por los combustibles, productos como “los pañales desechables” no han disminuido de precio.

Resaltó que todo eso se debe a la falta de puesta en vigor de la ley de ordenamiento de mercado interno que constituye uno de los “grandes problemas” en el país.

Entre los productos que exporta el país dentro del DR-Cafta se encuentran desperdicio de hierro y acero, cigarros hechos a manos, azúcar de caña y cervezas.

Planteamientos

H. Fernández

“En materia comercial RD no le ha sacado provecho al DR-Cafta, las exportaciones en vez de aumentar han ido disminuyendo, a causa de que las empresas no están claras sobre las oportunidades y riesgos que les presenta ese acuerdo”.

E. Rodríguez

“El DR-Cafta comercialmente no ha sido beneficioso para el país, tenemos una balanza comercial muy deficitaria. En cuanto los US$3,000.5 millones de reducción arancelaria, es penoso que no se haya traducido a los precios de los productos”.

Pablo A. Espinal

“Tenemos una balanza comercial deficitaria con EE.UU., pero la mayoría de las importaciones de nuestro país no son de bienes de consumo, sino de capital y materias que permiten a nuestras industria producir de forma más eficiente y competitiva”.

F. Capellán

“El país escogió el tratado de libre comercio con Centroamérica y Estados Unidos en un momento en que no es competitivo y por eso ese convenio no ha sido beneficioso. El país no estaba competitivo en el momento de entrar al DR-Cafta”.

source: El Caribe