Movilizaciones en El Salvador contra negociaciones Unión Europea-América Central

Movilizaciones en El Salvador contra negociaciones Unión Europea-América Central

18-4-08

Organizaciones ambientalistas, campesinas y sindicalistas realizaron el miércoles en la capital salvadoreña, San Salvador, una marcha en rechazo a la tercera ronda de negociaciones entre América Central y la Unión Europea para la firma de un acuerdo de asociación, que finaliza este viernes en esa ciudad.

Organizaciones y movimientos sociales de diversas partes de América Central han advertido que el principal componente de ese acuerdo de asociación es un Tratado de Libre Comercio (TLC).

“Un acuerdo como el que se está negociando, vendría a profundizar más la brecha comercial y sacrificaría el desarrollo sustentable y la integración de los pueblos centroamericanos, ya gravemente amenazados por la suscripción y ratificación del TLC con Estados Unidos (CAFTA-RD)”, expresa una declaración política difundida por la organización ambientalista Cesta - Amigos de la Tierra El Salvador.

El grupo considera que el CAFTA ya está provocando impactos negativos en el medio ambiente de varias partes de América Central y que un acuerdo de asociación con la Unión Europea abriría las puertas para que las corporaciones de ese bloque “terminen de saquear y depredar” los recursos que quedan en El Salvador y la región.

CESTA explica además que cualquier acuerdo comercial debe estar sustentado en la justicia, la dignidad, el respeto a los derechos humanos y a la libre determinación de los pueblos, y no basado en los intereses de las grandes corporaciones.

“Europa tiene una deuda ecológica, económica, histórica, social y cultural con América Latina y pretende, vía el acuerdo de asociación, lograr la consolidación de un ciclo de dominación iniciado hace 515 años con la conquista y la invasión”, sentencia el comunicado de CESTA.

En tanto, la Vía Campesina Centroamericana, que agrupa a organizaciones de trabajadores rurales de diversos países de la región, difundió un comunicado en el que señala que “el acuerdo de asociación no es más que la continuación de los tratados de libre comercio, pues reflejan farsa y demagogia desde sus inicios”.

“Como el CAFTA-RD, el ALCA, el NAFTA, todos son instrumentos del gran capital para ampliar y profundizar la pobreza, la miseria y la explotación de quienes producimos la riqueza mediante nuestro trabajo. La aplicación de los TLC y del modelo neoliberal se apoya en la criminalización y represión del movimiento indígena y campesino, amparados en leyes antiterroristas que castigan las luchas sociales, primordialmente la lucha por la Madre Tierra”, agrega el documento.

En contrapartida, los campesinos centroamericanos reafirmaron su compromiso de luchar por la unidad e integración de los pueblos de la región, sobre la base de la unidad, justicia, equidad entre hombres y mujeres, igualdad y solidaridad, entre otros valores.

“Queremos un comercio e intercambio justo y solidario, sustentable, en beneficio de los pueblos y no de las corporaciones transnacionales”, sentenciaron, al tiempo que reivindicaron el respeto de los derechos colectivos e individuales de los pueblos y comunidades indígenas y campesinas, la soberanía alimentaria y las luchas por reformas agrarias integrales.