Otra ofensiva del neoliberalismo

JPEG - 119.8 kb

Otra ofensiva del neoliberalismo

Por Onofre Guevara López, 18-8-15

Si uno no se cansa de imaginar sobre lo que son capaces de hacer las transnacionales, se encontrará con la violación de los derechos sociales y políticos, lo que, como de costumbre en nuestros países, correría a cargo de los gobiernos que se ponen al servicio de las transnacionales.

La globalidad del capitalismo no lo es solo por ser abarcadora de toda la geografía mundial, y caracterizada por su acoso activo contra la economía de todas las regiones desde sus principales centro de poder (Estados Unidos y Europa), sino también porque procura constantemente aumentar las máximas ganancias a costa de la expoliación económica y la disminución de la soberanía de los países menos desarrollados, es decir, de los más pobres. Un pulpo universal con incontables tentáculos.

******

El lingüista estadounidense y crítico del capitalismo Noam Chomsky, define el nuevo impulso del sistema neoliberal, por medio de los tratados TISA y ATP, especialmente este último, como algo que “está diseñado para llevar adelante el proyecto neoliberal para maximizar las ganancias y la dominación, y poner a competir entre sí a la gente trabajadora del mundo, reducir los salarios e incrementar la inseguridad”. (No es por casualidad que los obreros uruguayos hayan declarado su oposición a la ATP con demostraciones públicas, desde principios de agosto de este año).

******

La Asociación Trasatlántica para el Comercio y la Inversión (TISA por sus siglas en inglés) entre Estados Unidos y Europa, ya es señalada como la OTAN económica por su agresividad. El Acuerdo Trans-Pacífico de Asociación Económica (ATP), es un tratado por medio del cual se expandirán las operaciones del poder comercial y financiero del mundo capitalista desarrollado. La ATP, la integran Estados Unidos, Australia, Canadá, México, Costa Rica, Panamá, Perú, Chile, más Paraguay y Uruguay.

******

La inclusión de Paraguay en un tratado de países ubicados en el litoral Pacífico luce antojadiza, porque este país es el único de América del Sur alejado de ambos océanos. (Bolivia fue forzada a no tener salida al Pacífico por la guerra con Chile que culminó en1884, y por el tratado de paz de 1904. La inclusión de Uruguay en la ATP es más rara aún, pues sus costas están en el Atlántico Sur, todo lo cual es una revelación de la agresividad del neoliberalismo –más bien de los países que lo impulsan— que no respeta límites geográficos.

******

Según revelaciones de Wikileaks, a través de La Jornada (México), el contenido real de la ATP es negociada en secreto, porque es lesivo para la economía y la soberanía de los países que la integran y para los que lo llegaren a firmar. No es un simple tratado de libre comercio. En México, ya hay muestras de inconformidad social, porque están apuntando hacia la privatización del agua y de la electricidad. De acuerdo a la filtración de Wikileasks, después del agua vendría la privatización de la distribución de todos los alimentos por parte de grandes cadenas de supermercados gringos.

******

La actividad oculta de las transnacionales incluye la privatización de los servicios de salud, educación, transporte, comunicaciones, comercio de productos electrónicos (minorista y mayorista) y los servicios financieros. Pero no se quedarían ahí, pues suman otras áreas: medioambiente, bosques, hidrología, ecosistemas y un largo etcétera. Ya se puede imaginar que, con su gran poder económico y la privatización a su favor, las transnacionales no solo afectarán la economía del país, sino también los salarios y los derechos laborales.

******

Y si uno no se cansa de imaginar sobre lo que son capaces de hacer las transnacionales, se encontrará con la violación de los derechos sociales y políticos, lo que, como de costumbre en nuestros países, correría a cargo de los gobiernos que se ponen al servicio de las transnacionales. Por el momento, algo más en la lista de lo que les esperaría a los miembros de la ATP: los Estados Unidos, o sea sus transnacionales—, ya comenzaron actividades destinadas a restringir el acceso a medicamentos genéricos vitales, como contra el ébola y enfermedades contagiosas.

******

Por lo que se ha dado a conocer hasta hoy, los tratados Cafta y los TLC, parecerían actividades franciscanas, comparadas con las de TISA y AT P. Pero aún falta conocer algo más de los largos tentáculos de la ATP: las transnacionales controlarían la propiedad intelectual de los países que caigan en sus manos, como los derechos de autor, las patentes, los diseños industriales, etcétera. Como quien dice, los tendrían atados de cachos y barbas…

******

¿Estará Nicaragua entre los 50 países que negocian en secreto el tratado de la ATP? Por acá anda o anduvo la semana anterior un gestor peruano de este tratado. Dado que el neoliberalismo no descansa su marcha arrasadora, y siendo nuestro país del Pacífico, no sería raro que los líderes de los organismos de la clase patronal, Amchan y Cosep, ya estén entusiasmados con la idea, y un día de tantos le endulcen el oído al enlace-comandante (si es que no lo han hecho todavía) para que le cante al gobierno lo beneficioso que sería integrarse a la ATP.

******

No sería mucho lo que le quedaría a las transnacionales con el tratado ATP, después de las lesivas concesiones que el gobierno de Nicaragua ya le otorgó al chino Huang Jing. Del “socialismo, solidario y cristiano” al neoliberalismo, no hay más que un pasito. Y, entre la concesión canalera y las concesiones a la AT P, con el arrase del territorio, la economía y la soberanía nacionales solo nos quedaría la alternativa de vivir vendidos al extranjero… o luchar más duro por recuperar el país.

Cronología imperial (*)

Del saqueo de Las Antillas y de Centroamérica:

1869.- Haití fue invadido por Francia.

1871.- 1) Haití fue invadido por España. 2) Los Estados Unidos ocuparon la bahía de Samaná, en República Dominicana.

1877.- 1) Haití fue invadido por Inglaterra. 2) Francia adquirió de Suecia la isla de San Bartolomé en las Pequeñas Antillas, la cual ya había sido colonizada por Francia desde 1748 hasta 1764.

1878.- Alemania amenazó con barcos de guerra al puerto de Corinto, en Nicaragua.

1880.- Los Estados Unidos reafirmaron su intención de dominar el probable canal interoceánico por Nicaragua. El presidente gringo Rutherford B. Hayes, afirmó: “La política de este país (el suyo), requiere un canal del Atlántico al Pacífico bajo nuestro control, no siendo posible que consintamos en su abandono y lo dejemos al dominio de potencias europeas”. (América para los gringos en acción)

1881.- Ante los trabajos de excavación para la construcción de un canal a través del territorio colombiano de Panamá, por parte de la compañía francesa dirigida por el ingeniero Ferdinand de Lesseps, el mismo Hayes reafirmó que un canal por Centroamérica debe ser fiscalizado por los Estados Unidos (enseñando los dientes imperiales que se impondrían en Panamá).

1884.- El padre del panamericanismo –James Gillespie Blaine, alias “El Tatuado”— candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, fue descartado, según el New York Times de fecha 23 de julio, “por ser representante de hombres, métodos y conducta que la conciencia pública condena”… (¡Un precursor de Donald Trump, pues!).

1884.- El presidente norteamericano Chester A. Arthur, anunció la concertación de un tratado canalero con Nicaragua. (¡Incansable voracidad gringa!).

(Continuará)

(*) Resumida de Guía del Tercer Mundo-86.

source: Confidencial