TLC está «robando» la soberanía productiva

Jueves, 28 de Febrero de 2008 / 12:42 h

TLC está «robando» la soberanía productiva

Los beneficios del Tratado de Libre Comercio (TLC), firmado hace dos años entre Estados Unidos y El Salvador, son un «canto de sirenas».

Un informe presentado hoy por el Centro de Investigaciones sobre Inversión y Comercio (CEICOM) demuestra que más que beneficios el «flamante» tratado conocido como CAFTA-DR ha venido a perjudicar a los salvadoreños, especialmente a los del sector maquila y agrícola.

Al algunos sectores agrícolas afirmaron incluso que con el TLC se está perdiendo la soberanía productiva.

«Desde un principio, las organizaciones sociales planteamos que los impactos del TLC serían más negativos que positivos y eso es lo que está ocurriendo», dijo Iván Claros, investigador de CEICOM.

Según Claros, a casi dos años de la firma, el déficit comercial sigue en ascenso.

El año pasado, por ejemplo, experimentó un incremento deficitario de 18.5%, en comparación con 2006.

Las inversiones que se esperaban llegaran desde Estados Unidos tampoco han cumplido con la expectativas.

«Las inversiones prácticamente no han crecido, en 2006 apenas crecieron en 0.9% y en 2007 crecieron al rededor de un 30%, pero se debe a la venta de la banca», explicó Claros, autor de la investigación.
De acuerdo a este investigador, los sectores más perjudicados con el TLC han sido el maquilero y el agrícola.

En el caso de las exportaciones de las maquila, han perdido terreno debido a la competencia de China.

En 2006 la maquila tuvo un decrecimiento de 2.1% y en 2007 experimentó, un mínimo crecimiento de 1.4%. No obstante, desde la vigencia del CAFTA o TLC, las exportaciones de maquila se han reducido en un 1% con respecto a 2005.

En el caso del sector agrícola, de acuerdo con Claros, los beneficiados únicamente han sido los grandes agroindustriales.

«En El Salvador si han habido favorecidos son las grandes empresas agroindustriales, como la arrocera San Francisco, boquitas Diana y Bocadeli. Es una pequeña argolla la que se benefició», dijo Claro.

Esta tesis la confirma el sector agrícola quien asegura que el TLC les ha generado impactos negativos.

«En el campo estamos jodidos... dijeron que íbamos a poder exportar pupusas, guayabas, jocotes, mangos, loroco, garrobos y eso básicamente no se ha dado», se quejó Mateo Rendón, Gerente de FESACORA y miembro de la Coordinadora Nacional Agropecuaria que aglutina a 16 organizaciones campesinas.

Rendón afirmó que las exportaciones de este sector han caído en un 3% y que las importaciones se han duplicado. «En estos momentos están ingresando 40 mil toneladas de maíz blanco y 70 mil toneladas de arroz», expresó Rendón, quien no duda en afirmar que el país ha perdido la soberanía productiva.

«Hace unos 20 años se cultivaban cerca 600 mil manzanas de maíz, hoy no llegamos a 300 mil.

En la ganadería hace 20 ó 25 años habían 3 millones de vacas produciendo y hoy apenas llegamos a un millón 300 mil», argumentó su posición.

TLC facilita despidos injustificados: feministas
El sector femenino resintió que a dos años de entrada en vigencia del TLC con los Estados Unidos, no exista una política que proteja al sector de despidos masivos y contrataciones sin prestaciones de ley.
El TLC avala la instalaciones de nuevas empresas en el país, sin embargo, estás no son vigiladas para que no exista violaciones a los derechos laborales, explicó Sandra Guevara, de las Mélidas.

“Tenemos casos donde las empresas quiebran, se van a otros países, y ¿qué queda? el no pago de indemnización, no pago de ninguna prestación”, explica. “Con este TLC como no hay una regulación los despidos se dan”.

Por su parte, Laura Guevara, de “la Colectiva de Feminista para el Desarrollo Local”, criticó que no se otorgue apoyo a las micro empresarias. “No hay estrategias claras de financiamiento de crédito y facilitarle los canales de comercialización, de que sean las pequeñas empresarias las que ofrezcan el producto y no gran empresa”, agregó Guevara.

La representante de la organización feminista, instó al gobierno a focalizar nuevas políticas que beneficien al sector para que “no exista desestimulación” y pueda existir desarrollo.

Población no percibe beneficios
La gente que va y viene en las calles de San Salvador no percibe ningún beneficio del TLC, ya que los productos de venta en el mercado están cada día más caros.

“A dos años del TLC, yo no veo ningún beneficio... todos los productos están caros”, dijo indignado Julio Martínez, vigilante en un puesto de taxis.

Para Carolina Guevara, vendedora informal, las ganancias en estos dos años han sido pocas.
“Todo está más caro para comprar la mercancía, hay menos compradores y no hay oportunidades para nosotros”, manifestó Guevara.

“El TLC ha sido de beneficio para lo más ricos del país y no para la clase media y baja, no ha sido nada de beneficioso”, sostuvo Feliciano Navas, un empleado del sector público.

En la opinión de Cindy Benavides, una estudiante de enfermería, el TLC no es de su agrado, al punto que prefiere no leer noticias al respecto.

“No tengo toda la información al respecto, porque ya sé que eso es mentira, no traerá beneficios a la gente más necesitada... ya no me llama la atención conocer del TLC”, puntualizó la estudiante.

Ministra de economía trata de convencer que ha sido bueno el TLC
La Ministra de Economía Yolanda Mayora de Gavidia, se limitó a dar cifras de aumentos en las exportaciones. Luego de una supuesta evaluación celebrada por el gobierno este día, las ventajas y desventajas no fueron abordadas.

En Casa Presidencial fueron invitados empresarios y algunos representantes de los escasos rubros que han tenido beneficios, con los cuales se montó la actividad que no tuvo análisis profundo.

De Gavidia llevó a la tarima a personas que ella misma entrevistó para que dijeran los beneficios que habían obtenido, que podría ser verdaderos, pero en ningún momento se profundizó en efectos.

“Las exportaciones han experimentado una tasa media de crecimiento anual de 33%, pasando de $240 millones de dólares para el 2005 y luego en el 2007 aumentó $426 millones sin poner en cuenta la maquila”, sostuvo.

El tiempo se fue en chascarrillos, y en los testimonios de los invitados que han logrado exportar y salir adelante, mientras la jefe de la cartera de economía evadió entrar en detalles, aquello parecía otro “reality Show”, entretenido sí, pero tratado sin la respectiva seriedad y responsabilidad del tema.

“Vamos a preguntar a doña Carmen porque tenía miedo exportar”, decía la funcionaria en una nueva modalidad que ha inventado de hacer los eventos, donde ella se vuelve entrevistadora e interroga a su conveniencia.

keywords:
source: Diario Colatino