TLC Trasatlántico dañaría a México

TLC Trasatlántico dañaría a México

Por Roberto Morales / El Economista, 26-3-13

JPEG - 33.5 kb

México será uno de los mayores perdedores si Estados Unidos y la Unión Europea concretan el Tratado de Libre Comercio Trasatlántico (TAFTA, por su sigla en inglés), concluyó un estudio encargado y difundido por el Ministerio de Economía y Tecnología de Alemania.

El pasado 13 de febrero, los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama; del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, así como el titular de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, anunciaron que iniciarían negociaciones para el TAFTA, llamado también Asociación Trasatlántica de Comercio e Inversiones.

El estudio alemán concluyó que si se pacta un Tratado de Libre Comercio (TLC) “comprensivo”, que incluya disciplinas de vanguardia, México tendría un efecto equivalente a una pérdida de bienestar de 7.2 por ciento.

En esa misma clasificación prospectiva, entre otros países que tendrían también pérdida de bienestar están: China (0.4%), India (1.7%), Brasil y Rusia (2.1% cada uno) y Japón (5.9 por ciento).

Dos naciones sufrirían mayores pérdidas de bienestar que México: Australia, con 7.4%, y Canadá, con 9.5%, según el documento intitulado “Dimensions and Effects of a Transatlantic Free Trade Agreement Between the EU and US”.

De conformidad con el acuerdo inicial, el TAFTA debería incluir disciplinas en materia de barreras no arancelarias, pequeñas y medianas empresas, transparencia, paraestatales, políticas de competencia, derechos de propiedad y oportunidades globales relevantes, entre otras.

El mayor bienestar como efecto de este tratado sería obtenido por Estados Unidos, con 13.4%, seguido de Gran Bretaña (9.7%), Suecia (7.3%), España (6.6%), Grecia (5.1%) y Alemania (4.7 por ciento).

Si se creara un área de libre comercio entre Estados Unidos y la Unión Europea, representaría 50% del Producto Interno Bruto mundial, con sólo 11.8% de la población global.

La sola reducción de barreras arancelarias implicaría una pérdida de bienestar de 1.1% para México, desglosa el análisis.

Las negociaciones del TAFTA se realizarán mientras hay una “erosión de competitividad” de países industrializados frente a naciones en desarrollo, persiste una parálisis en las negociaciones multilaterales en la Organización Mundial de Comercio y se requieren reformas estructurales que impulsen el crecimiento económico ante la crisis de la Unión Europea.

rmorales@eleconomista.com.mx

keywords: