EEUU-India

Los gobiernos de Estados Unidos y la India han estado hablando de la negociación de un tratado bilateral de inversiones durante varios años. La idea de un acuerdo comercial más amplio entre los dos países se ha mencionado a menudo como un objetivo a más largo plazo.

Las relaciones bilaterales entre ambas potencias en las últimas décadas han sido complejas. Durante la Guerra Fría, la India se mantuvo no alineado pero se mostró amigable con Rusia. Desde 1991, la India dio un giro importante al adoptar el neoliberalismo como marco económico para la estrategia de "desarrollo" del país, y las relaciones con Occidente fueron posteriormente descongeladas. A partir de 2005, la India y los EE.UU. firmaron una serie de importantes acuerdos de cooperación bilateral, incluyendo las áreas de defensa, agricultura y seguridad alimentaria, tecnología nuclear, energía, educación, etc. Muchas de estas iniciativas recibieron fuertes críticas en la India, ya que con frecuencia crean condiciones que benefician al capital y las élites globales a expensas de las comunidades locales, especialmente en las áreas rurales.

En este proceso, desde el año 2008, los gobiernos de ambos países también se comprometieron a firmar un tratado bilateral de inversiones, pero este proceso está tomando algún tiempo. En 2014 y 2015, la India revisó sus "acuerdos bilaterales de protección y promoción de inversiones " anteriores (BIPPAs) y decidió elaborar un modelo de "tratado bilateral de inversiones" (TBI) para sustituir a los BIPPAs. El modelo de TBI de la India es aún objeto de debate, pero se aparta del modelo de TBI de Estados Unidos en varios aspectos. Por lo tanto, podría ser un desafío llegar a un texto acordado común. Pero las asociaciones empresariales de los Estados Unidos, que incluyen a muchas de las más importantes empresas transnacionales entre sus miembros, están presionando duramente para finalizar un acuerdo. Organizaciones de la sociedad civil, tanto en la India como en los EE.UU. se han movilizado en contra del acuerdo.

En paralelo a esto, la India ha estado revisando sus políticas sobre la inversión extranjera directa, en particular la apertura del país a la inversión extranjera en la venta multimarca al por menor (por ejemplo, Wal-Mart o Tesco) y en materia impositiva.

El comercio entre Estados Unidos y la India, mientras tanto, ha crecido enormemente, con los EE.UU. teniendo un enorme déficit comercial en materia de servicios, lo que refleja el crecimiento de empleos en Estados Unidos externalizados a la India.

Lectura recomendada:
- Kavaljit Singh, "Tratado Bilateral de Inversión India y Estados Unidos: No es un camino de rosas", enero 2015 (inglés)

Última actualización: 21 de agosto 2015


Leer más

Leer menos