El Cafta ya está en la mira de EE. UU.

JPEG - 99.4 kb

El Cafta ya está en la mira de EE. UU.

Por Manuel Bejarano y José Isaac Espinoza | 10-1-19

Analizan. Empresarios nicaragüenses temen que Trump fuerce una revisión y afecte a Nicaragua, o que el tema de la violación a los derechos humanos permita una suspensión vía OMC.

Empresarios nicaragüenses consideran probable que el gobierno estadounidense de Donald Trump revise el Tratado de Libre Comercio con Centroamérica y República Dominicana (Cafta- DR), como informó este miércoles el periódico El Nuevo Herald, de Florida.

Empresarios nicaragüenses consideran probable que el gobierno estadounidense de Donald Trump revise el Tratado de Libre Comercio con Centroamérica y República Dominicana (Cafta- DR), como informó este miércoles el periódico El Nuevo Herald, de Florida.

El director ejecutivo de la Asociación Nicaragüense de la Industria Textil y de Confección (Anitec), Dean García, comentó que Trump, desde que asumió como presidente de los Estados Unidos, “siempre dijo que iba a hacer una revisión de todos los acuerdos comerciales, y ya lo hizo con el Nafta (Tlcan); tardaron dos años y llegaron a un acuerdo”.

China compró 34% del azúcar nica en el 2018

“Así que, ¿quién me dice que con el Cafta no podríamos entrar en un proceso de negociación?”, planteó García, quien fue negociador por Nicaragua del Cafta- DR, siendo entonces funcionario del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific).

Según El Nuevo Herald, funcionarios del Gobierno de los Estados Unidos estarían estudiando el Cafta-DR “para determinar si pueden bloquear el acceso preferencial de Nicaragua, República Dominicana y El Salvador al mercado estadounidense”, sin afectar al resto de países firmantes.

“Estamos muy preocupados con el avance de Nicaragua hacia el autoritarismo y los lazos cuestionables de República Dominicana y El Salvador”, dijo un funcionario estadounidense, bajo condición de anonimato, al periódico de Miami.

Crecimiento económico en Centroamérica es disparejo

Dean García explicó a El Nuevo Diario que el Cafta-DR tiene sus propios mecanismos de revisión y “hay que tomar en cuenta que están involucrados siete países (Estados Unidos, cincos países centroamericanos y República Dominicana) y para que un país pueda salir tienen que estar de acuerdo todos”.

Nicaragua exporta la mayor parte de sus productos a EE. UU.- Nicaragua exporta la mayor parte de sus productos a EE. UU. -

“No he encontrado ningún artículo que diga que un país puede ser expulsado del Cafta. Lo que sí hay es un mecanismo para que un país se pueda retirar, si lo desea”, afirmó el director de Anitec.

Mercado insustituible

El Cafta DR entró en vigencia en abril de 2006, dándole a Nicaragua beneficios arancelarios para vender sus productos en Estados Unidos.

El presidente de la Cámara de Industrias de Nicaragua (Cadin), Sergio Maltez, afirmó que las exportaciones de Nicaragua hacia Estados Unidos, incluyendo las de zonas francas, representan más del 75% de las ventas totales del país al exterior.

“Eso significa que es un mercado insustituible. Solo la zona franca representa más de 70,000 empleos, ya no digamos las otras empresas exportadoras. Eso significaría el cierre de muchas de estas empresas. Esta relación de trabajo con los compradores o clientes estadounidenses es de muchos años y sería un daño irreparable para el país”, comentó Maltez ante la posibilidad de que el tratado comercial sea revisado por Estados Unidos y esto termine afectando a Nicaragua.

La economista Azucena Castillo, quien participó en la negociación del Cafta- DR en representación de Nicaragua, reiteró su temor de que ese acuerdo de libre comercio sea suspendido “porque al quitárnoslo, Nicaragua bajaría su capacidad para exportar”.

Advirtió que EE. UU. podría recurrir a la Organización Mundial de Comercio (OMC), para revisar los alcances del Cafta-DR con Nicaragua y paralizar el intercambio comercial por esa vía.

Nicaragua pierde US$641 millones de sus reservas

“El Cafta se enmarca también en la OMC, que es un organismo de las Naciones Unidas, y en la ONU Nicaragua tiene firmado convenios relacionados con los derechos humanos y esto podría ser una puerta para que los Estados Unidos busquen justificar la suspensión del Cafta- DR”, opinó Castillo.

“El Cafta se debe denunciar por una de las partes y esa parte son los Estados Unidos, y si argumenta que el Cafta es un peligro para su seguridad nacional o que el Cafta está inmerso en un círculo donde los derechos humanos y el comercio deben ser instrumentos para la democracia y no está siendo utilizado así, sino que se han violado los derechos, puede entonces EE. UU. jalarse de los pelos, como dicen, al Cafta”, explicó la exministra de Economía de Nicaragua.

Renegociación anunciada

El Nuevo Herald citó a expertos estadounidenses que ven en el gobierno de Trump una preocupación sobre El Salvador y República Dominicana, de “si su pertenencia al Cafta le ha dado a China una puerta de acceso al mercado de Estados Unidos”.

“Como Estados Unidos ha dejado en claro, no permitiremos que nuestros acuerdos comerciales, incluido el Cafta-DR, se conviertan en una puerta trasera para beneficiar a economías que no respetan el mercado y son actores represivos en la región”, dijo una fuente al Herald.

Crisis de Nicaragua impacta en exportaciones de Costa Rica, según empresarios

El periódico estadounidense afirmó que las autoridades en Washington buscan mecanismos para sacar a Nicaragua y República Dominicana del acuerdo comercial, porque no hay una cláusula específica.

“Nadie pudo imaginar que iba a pasar esto”, dijo al Herald José Cárdenas, quien integró el Consejo de Seguridad Nacional durante el gobierno del presidente George W. Bush y se comunica regularmente con funcionarios de Trump.

Eric Miller, asesor de comercio que ha trabajado con el gobierno canadiense y sigue asesorándolo sobre las negociaciones, no ve ningún mecanismo fácil para sacar a los tres países, pero aun así se puede lograr, cita el artículo de El Nuevo Herald.

“Perder el mercado de EE. UU. sería devastador para la economía”

“La seguridad nacional es la nueva justificación favorita de esta administración para hacer frente a cualquier cosa en América Latina”, enfatizó Miller.

Eric Farnsworth, quien participó en las negociaciones del Tlcan como funcionario del representante comercial de EE. UU. y posteriormente presionó a favor del Cafta- DR, explicó a El Nuevo Herald que es lógico que EE. UU. quiera determinar si Nicaragua debe seguir recibiendo acceso especial al mercado estadounidense después de “haberse salido del camino democrático”.

“El comercio es una herramienta, pero no es una panacea”, dijo Farnsworth, según el periódico de Florida. El ahora vicepresidente del Consejo de las Américas en Washington declaró que la pregunta es: “¿Está llevando el comercio a los resultados que buscamos o sencillamente es un salvavidas económico de una dictadura autoritaria? Eso es lo que tenemos que estudiar con cuidado”.

Una salida

El empresario nicaragüense Sergio Maltez manifestó que la solución para que el Cafta-DR continúe es el diálogo en Nicaragua. “Esperemos que el Gobierno recapacite lo más pronto posible y dé señales de cambio y buena voluntad con un diálogo político amplio, para que no sigamos quedando aislados como país y no lleguemos a un desplome por completo, tanto económico como social”.

Exportaciones del sector agropecuario caen 8%

Azucena Castillo recalcó que “Nicaragua tiene varias escaleras” para solventar las amenazas a la economía. “El Congreso y el mismo Poder Ejecutivo de los Estados Unidos dicen que si Nicaragua regresa a la democracia y a la institucionalidad, a un estado de derecho, y se comprueba que se camina en esa ruta, las cosas cambian. Un gesto de buena fe sería sacar a los presos políticos, no acusarlos de terrorismo y buscar cómo conciliar ya la situación de una manera transparente y sentarse a dialogar”, comentó.

El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) advirtió en diciembre pasado que los problemas de violaciones a los derechos humanos en Nicaragua podrían afectar los tratados de libre comercio que dan más beneficios a este país, especialmente el Cafta-DR y el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea (ADA).

“No descartamos que los dos tratados puedan ser afectados, tanto el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, como el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea. Eso, al final, lo que va a significar es que perdamos lo que se construyó, y que miles de personas adicionales salgan afectadas”, dijo entonces el presidente del Cosep, José Adán Aguerri.

keywords:
source: El Nuevo Diario