Gobierno reconoce deficiencias en implementación de propiedad intelectual

A una semana de la visita que realizó junto a la presidenta Michelle Bachelet a Estados Unidos, el canciller Alejandro Foxley manifestó ayer que en Chile existen deficiencias en la aplicación de la legislación de propiedad intelectual, materia que ha sido el foco de los reclamos del gobierno norteamericano y de la industria farmacéutica de ese país, en el último tiempo.

El ministro resaltó que Chile ha avanzado desde el punto de vista legislativo, refiriéndose a la Ley de Propiedad Industrial modificada en diciembre del año pasado y al proyecto de ley que ingresó en abril a la Cámara de Diputados, que busca implementar las obligaciones pendientes con el Tratado de Libre Comercio (TLC) con EE.UU. y con EFTA.

“Me parece que desde el punto de vista legislativo estamos bien, donde todavía tenemos deficiencia es en la implementación”, dijo ayer Foxley en un desayuno en el club Unión El Golf ofrecido por la Fundación Chilena del Pacífico.

Luego de precisar que la propiedad intelectual es un tema “muy importante” y “bien difícil”, enfatizó en que “lo que nosotros hemos estado tratando de hacer es acercarnos sistemáticamente a lo que son los estándares internacionales en materia de propiedad intelectual”.

Aclaró que entre las dificultades que se presentan a la hora de implementar la normativa están las de carácter burocrático y también las consideraciones respecto a los genéricos y a los precios de los medicamentos. “Para nosotros como gobierno es fundamental una buena implementación del plan Auge”, comentó en este sentido.

Respecto al camino a seguir para avanzar en materia de implementación sólo se limitó a decir que “los ministros de Economía y Salud tienen la palabra en esto” y -consultado por los periodistas- no quiso entrar más en detalles porque a su juicio, “no corresponde a Cancillería eso”.

Plataforma
El canciller Foxley centró su exposición en las políticas y directrices del gobierno en la Región del Asia Pacífico y específicamente en torno a las posibilidades de que Chile se convierta en plataforma para la región.

A su juicio, es necesario que la región defina un camino definitivo en torno a la integración regional. Es por esto que, anunció, en la próxima reunión de la Comunidad Sudamericana de Naciones a nivel de cancilleres que se realizará en Santiago en agosto, Chile va a proponer centrar el esfuerzo de integración en dos elementos: la integración física y la energética.

En la primera propondrá poner énfasis en la conexión del Pacífico con el Atlántico y la integración de las zonas interiores de América del Sur hacia los dos océanos, y en la segunda apuntará a proyectos “muy concretos”.

“Tenemos la buena voluntad de los organismos internacionales para financiarlos, lo único que falta es la voluntad política de los países”, indicó.

El ministro sostuvo que “no ha habido la capacidad, la lucidez para entender que un paso tan simple como esa integración energética en la región central de América del Sur nos beneficiaría enormemente”.

Advirtió además que si los sistemas de integración en América del Sur continúan en crisis, el país se tendrá que replantear la estrategia de país plataforma y los empresarios chilenos van a tener que comenzar a mirar también a países como Estados Unidos, España, y “por qué no los países asiáticos” para hacer sus inversiones. También mencionó “México, Brasil; países que están más estables y que tienen mejores condiciones de bajo riesgo para a partir de ahí diversificar esta plataforma”.

keywords: