Grupo parlamentario solicita al Congreso un examen de consitucionalidad del CETA

JPEG - 79.1 kb

Grupo parlamentario solicita al Congreso un examen de consitucionalidad del CETA

Por Campaña No al TTIP, CETA, TiSA | 4-4-17

La campaña No al TTIP, CETA, TiSA apoya la iniciativa del grupo parlamentario Unidos Podemos – En Comú Podem – En Marea que el Congreso de los Diputados solicite al Tribunal Constitucional un examen sobre si el tratado UE-Canadá viola derechos constitucionales de la ciudadanía tal como se ha hecho en Francia y Alemania.

Hoy, el grupo parlamentario Unidos Podemos – En Comú Podem – En Marea ha pedido a la Mesa del Congreso de los Diputados un debate sobre la inconstitucionalidad del controvertido tratado de comercio e inversión (CETA). Hasta el momento, las Cortes nunca han elevado una petición semejante ante el Tribunal Constitucional lo que señala la transcendencia del tema. El objetivo es someter al CETA a un examen para valorar si existe una contradicción entre el acuerdo y la Constitución Española. En caso de que prospere la solicitud, la tramitación del acuerdo se interrumpirá hasta que el Tribunal remite su dictamen al Parlamento.

En la solicitud presentada ante la mesa se aprecia la vulneración de al menos cuatro artículos de la Constitución Española. La regulación del Sistema de Tribunal de Inversiones y del Comité Mixto del CETA son las principales causas de la controversia. El denominado ‘Comité Mixto CETA’ puede modificar los anexos del CETA, adoptar interpretaciones del CETA y tomar decisiones que cambiarán procesos legislativos.

Por otra parte, la Comisión Europea insiste que el tribunal de arbitraje – o Sistema de Tribunal de Inversión del CETA – no interpretará la ley de la UE. Sin embargo, el propio tratado plantea lo contrario. El artículo 8.31 (2) del CETA afirma: “(…) Para mayor seguridad, al determinar la compatibilidad de una medida con el presente Acuerdo, el tribunal podrá tener en cuenta, en su caso, el Derecho interno de una Parte como un elemento de hecho (…)”. Tratase de uno de los muchos ataques del CETA a la democracia, a través de la creación de una justicia paralela y privatizada.

Estas razones son similares a las que han motivado a parlamentarios en Francia y Alemania presentar recursos de inconstitucionalidad. En Francia, 106 legisladores presentaron una apelación ante el Consejo Constitucional argumentando que tratado comercial era “incompatible” con la Constitución gala por los mecanismo de arbitraje entre inversores y estados y por transferir soberanía por parte de los países firmantes del CETA “más allá de lo acordado en la UE”.

Contrariamente a lo que pretende el Gobierno de Rajoy, el trámite parlamentario debería hacerse con el debido tiempo para el análisis y debate. La campaña respalda la iniciativa parlamentaria para convertir esa tramitación en un debate público respecto de los graves impactos que el CETA tendría sobre los derechos de las mayorías sociales.

Para obtener la mayoría necesaria en el Pleno del Congreso, la Campaña NO al TTIP, CETA, TiSA insta a todos los grupos parlamentarios, y especialmente al PSOE, a apoyar el control previo de inconstitucionalidad del CETA.

La campaña No al TTIP, CETA, TiSA, formada por más de 350 organizaciones sociales, sindicales y políticas, reitera la importancia de crear además una comisión de estudio del CETA y encargar un estudio de impacto independiente. “Sin estudios previos para conocer los impactos del CETA en el Estado español y sin consultas con la sociedad, es imposible cumplir con la función legislativa y de control parlamentario, es decir, no habría ni transparencia ni democracia”, afirman desde la campaña.

source: No al TTIP