La UE prepara una vuelta de tuerca a su ’TTIP’ con México en medio de duras críticas

JPEG - 70.3 kb

La UE prepara una vuelta de tuerca a su ’TTIP’ con México en medio de duras críticas

Por Marco González, 14-06-2016

Ecologistas en Acción denuncia que la UE y México negocian una ‘modernización’ de su Tratado de Libre Comercio ignorando “la grave situación de Derechos Humanos” en el país.

La actividad en la Unión Europea no se frena. Los frentes abiertos de Bruselas para acordar tratados de libre comercio son varios: mientras en una sala se negocia con EEUU para el TTIP o el CETA, en otra se inician negociaciones formales con México para la ‘modernización’ del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre la UE y el país centroamericano. Un nuevo caballo de batalla para los ecologistas que ya han censurado las conversaciones tras ver el contenido de este ‘TTIP mexicano’ y más al apreciar que desde Europa se “ignora la grave situación de Derechos Humanos en México”.

Apoyándose en el informe ‘Desenmascarados: Los derechos corporativos en el renovado TLC México-Unión europea’, realizado por el Transnational Institute (TNI) e Institute for Policy Stuides (IPS), Tom Kucharz, portavoz de Ecologistas en Acción, ha advertido de que, “igual que el CETA y el TTIP, el tratado UE-México blinda los privilegios de los grandes inversores y supone la pérdida de derechos laborales, más destrucción ambiental y más violaciones a los derechos humanos”.

Una opinión que ha compartido Cecilia Olivet, investigadora del TNI y coautora del informe: “Renovar el TLC equivale a un acaparamiento de poder por parte de las grandes empresas”. Con el mismo ‘modus operandi’ que buscan EEUU y la UE con el TTIP, Olivet ha alertado de que este ‘TTIP mexicano’ “otorga a multinacionales en México y la UE el derecho exclusivo de impugnar decisiones democráticas que protegen el interés público”.

Pero si algo ven las tres organizaciones que han exigido el fin de las negociaciones es alto riesgo de deteriorar los Derechos Humanos en México, una necesidad innecesaria al ver la situación en el país mexicano, como ha recordado Manuel Perez Rocha, investigador del IPS y coautor del informe: “Desde 2006, más de 100.000 personas han sido asesinadas o desaparecidas en México. Sin embargo, el acuerdo no hará nada para abordar estas violaciones. De hecho, consolida aún más un sistema en el que los derechos humanos son tratados como aspiraciones vacías, mientras que a las grandes empresas se les concede el pleno apoyo del derecho internacional para demandar a los Estados por cualquier medida que afecte a sus beneficios”.

Y en la lista de incumplimientos de Derechos Humanos, Ecologistas en Acción ha enumerado una serie de “impunidad” en casos de tortura, desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales. Sin olvidar que “continúan las amenazas, el acoso y los homicidios contra periodistas y defensores y defensoras de los derechos humanos”, así como “la violencia machista contra las mujeres sigue siendo generalizada”.

Menor protección a España frente a multinacionales

La buena relación entre México y España ha multiplicado la inversión mexicana en el país, lo que también trae problemas judiciales con las grandes multinacionales, según el estudio. Como ha apreciado el informe, las empresas transnacionales mexicanas cada vez están invirtiendo más en Europa, y en especial en España, y por ende, se multiplican los conflictos en los tribunales, tal y como está sucediendo a día de hoy.

“Actualmente se están litigando 43 casos conocidos contra países occidentales de la UE, 29 de los cuales se dirigen contra España”, afirma el estudio. Un problema que se podría agigantar por toda Europa: “Todas estas inversiones y adquisiciones harían que los países europeos fueran susceptibles de demandas de arbitraje de inversión por parte de empresas mexicanas al amparo de un nuevo capítulo sobre la protección de las inversiones. Estas se sumarían al creciente número de demandas contra Estados de Europa del Oeste miembros de la UE, que hasta hace poco habían sido inmunes a las demandas de los inversionistas”.

Un ‘TTIP mexicano’ que lleva 15 años en vigor, pero que afronta una nueva fase donde ambas partes están decididas en dar un nuevo paso neoliberal, lo que para las tres organizaciones que denuncian las negociaciones supondrían, “si se modulan con los mismos criterios que el TTIP y el CETA (el conocido como ‘TTIP canadiense’)”, que “siga floreciendo” la “impunidad” de las empresas transnacional.

Por todo ello, el informe concluye que “si México y la UE desean modernizar su relación”, antes ambos deberían barrer la casa para así “corregir los desequilibrios en favor de las transnacionales observados durante los 15 años en que ha estado en vigor el TLC”, así como ocuparse, definitivamente, de los problemas en Derechos Humanos que se aprecian en el país centroamericano.

source: El Boletín