TLC sigue dejando en desventaja al campo mexicano

TLC sigue dejando en desventaja al campo mexicano

Por Noticias del Sol de la Laguna | 1-10-18

JPEG - 11.2 kb

Torreón, Coahuila.- “Nos queda claro que los tres gobiernos siempre estuvieron ocupados en el tema de las ventajas y desventajas en lo que se refiere al sector automotriz y dejaron de lado otros como el agropecuario en donde México tendrá que poner especial atención sobre todo para revertir en el fenómeno de las importaciones de leche en polvo, arroz, maíz, soya y otros productos más, que bien se pudieran producir aquí mismo si se encuentra un respaldo decidido del nuevo gobierno federal”, reiteró el empresario Mario Valdez Berlanga.

“Esta renegociación era la oportunidad para que se fortaleciera el tema del sector agropecuario, ponerle reglas claras al procesos de importación y exportación de los distintos productos, pero se la pasaron tan ocupados con el asunto del sector automotriz, que otra vez el asunto del campo les pasó de largo”, advirtió Valdez Berlanga.

“Sin embargo, algunos sectores no se han visto del todo beneficiados por el fortalecimiento de los lazos comerciales entre estos tres países. Por ejemplo, el sector agropecuario mexicano se vio afectado por la entrada de productos básicos sin aranceles. Nuestro país desde hace 24 años compra a Estados Unidos maíz, trigo, arroz, sorgo y soya”, recalcó.

Puede leer también: Detectan insecticida pirata aplicado en La Laguna
“México para nada se ha visto tan beneficiado con la exportación de productos de nuestro campo hacia el vecino país del norte, pues en Estados Unidos y Canadá son mucho más exhaustivas las medidas fitosanitarias para ingresar alimentos y nos ponen todas las trabas posibles que encarecen nuestros procesos y como dicen resulta más caro el caldo que las albóndigas”, precisó.

“La renegociación del TLC en el sector agropecuario era una oportunidad para que México se volviera autosuficiente, terminar con la relación de dependencia con Estados Unidos y con la devastación del campo mexicano”, pero habrá que esperar a la determinación del nuevo gobierno federal mexicano.

“Un dato interesante que es la gente que trabaja para el campo mexicano tiene entre 46 y 75 años, lo que se traduce en que los jóvenes se están distanciando de estas actividades, además de los bajos salarios que persiste en las zonas agrícolas”, finalizó.