bilaterals.org logo
bilaterals.org logo
   

Más sobre el arbitraje de Terence Highlands contra México en CIADI

JPEG - 31.1 kb

Ciar Global | 29 de octubre, 2019

Más sobre el arbitraje de Terence Highlands contra México en CIADI

El 17 de septiembre de 2019, el ciudadano británico Terence Highlands presentó una demanda de arbitarje contra México en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI) en virtud del Tratado Bilateral de Inversiones México-Reino Unido de 2006 clasificada en el sector de servicios de transporte marítimo. Conocemos los detalles de su reclamación y el origen del conflicto.

Terence Highlands, representado por Clyde & Co (Londres) y por Garza Tello & Asociados (México) reclama la expropiación ilegal de las inversiones de la empresa Coastline, de la que es dueño, y exige alrededor de 80 millones de dólares por la detención de dos de sus buques durante tres años en México valorados en 328 millones de dólares y liberados en malas condiciones (“Reclaman 293 mdd en caso Oceanografía“, Agencia Reforma, 27.10.2019). El caso estaría unido a Oceanografía, compañía que controló durante cuatro años el Gobierno de México.

Este arbitraje de Terence Highlands recientemente registrado está relacionado con el de Shanara Maritime y Marfield, empresas propiedad también de Highlands, que el 18 de junio de 2015 notificaron el inicio del arbitraje al gobierno mexicano invocando el Acuerdo para la Protección Recíproca de Inversiones (APPRI) México Canadá bajo reglamento de la Comisión de Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional (CNUDMI) por la retención de los buques Caballo Marango y Caballo Maya.

En la notificación de arbitraje se denunciaba “el peligro de hundimiento y encallamiento, debido a que llevan meses sin haber recibido un mantenimiento mayor por parte del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (el “SAE”), actual administradora y depositaria de dichas embarcaciones. Ese hundimiento y encallamiento -que es inminente, y que es muy probable que ocurra en el año siguiente- generará un daño ambiental (vertimiento de sustancias peligrosas), y el que la Dirección y el SAE la ignore, puede ser generadora de una responsabilidad penal”.

La notificación de intención de arbitraje se había producido en diciembre de 2014 sin éxito.

Más datos sobre el arbitraje

En un documento emitido por el Gobierno de México como parte de la Ficha técnica del caso Shanara se explica que:

“En 2014, a raíz de la investigación penal y del concurso mercantil iniciado a la empresa Oceanografía S.A. de C.V., la PGR y el Juez Tercero de Distrito en Materia Civil en el Distrito Federal aseguraron los buques “Caballo Marango” y “Caballo Maya”y los dejaron bajo la administración del SAE. Ambos buques, se encontraban sujetos a un contrato de fletamento celebrado entre Oceanografía y las empresas panameñas Shanara Maritime International, S.A. y Marfield Ltd. Inc. (Shanara y Marfield).

Shanara y Marfield reclaman dicho aseguramiento, así como otras medidas que consideran constituyen actos arbitrarios y discriminatorios del Gobierno Mexicano en violación de las siguientes disposiciones del APPRI México-Panamá:

a) Artículo 3: Trato Nacional;

b) Artículo 5: Expropiación e Indemnización, y

c) Artículo 6: Nivel Mínimo de Trato.

En virtud de esta supuesta afectación, Shanara y Marfield iniciaron un arbitraje el 18 de junio de 2015 en contra del Gobierno de México al amparo del APPRI con Panamá, reclamando la devolución de las embarcaciones, más los daños causados, que ascienden a los $80 millones de dólares estadounidenses o, en caso que las embarcaciones no le sean devueltas, el pago de $328 millones de dólares estadounidenses.”

Según los archivos de la CNUDMI la reclamación finalmente estaría cifrada en 408 millones de dólares.

Otro arbitraje que mantiene el Gobierno mexicano también relacionado con Oceanografía es el de PACC Offshore.


 source: Ciar Global