TLC EEUU - Panamá: nuevas exigencias para compras gubernamentales

Panamá, martes 15 de mayo de 2007
Rafael E. Berrocal R., rberrocal@prensa.com

El acuerdo presentado entre la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR, por sus siglas en inglés) y la mayoría demócrata del Congreso de ese país, plantea también incorporar cambios al tema de propiedad intelectual que tendrían que ser aceptados por Panamá, Perú y Colombia.

Según el texto presentado por la USTR, la propuesta conceptual flexibiliza la comercialización de genéricos para casos de emergencia en países en vías de desarrollo, pero a cambio de garantizar los intereses de las industrias farmacéuticas de Estados Unidos (EU).

Esto implica incluir en el tratado el compromiso de hacer expedito el trámite de patentes de las empresas farmacéuticas de EU. Tanto Panamá como Perú y Colombia deberán garantizar que pondrán en ejecución procedimientos para combatir la comercialización de productos farmacéuticos que violen las patentes de empresas estadounidenses.

Para Leroy Sheffer, jefe negociador de Panamá, el acuerdo alcanzado consolida la posibilidad de generar en Panamá excepciones sobre el principio de exclusividad de datos de prueba, "en especial cuando ello implica beneficios para la salud pública".

En el capítulo ambiental, se obligará a los países a cumplir con cuatro convenios internacionales, entre ellos el protocolo de protección a las especies en peligro en extinción (Cites), contaminación marina, pesca ilegal de ballenas y la convención sobre la conservación de los recursos marinos en la Antártida.

Harry Mitchell, director legal de la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam), indicó que a Panamá solo le faltaría cumplir con el protocolo sobre los recursos de la Antártida. En caso de incumplimientos, en el tratado se establecerían sanciones similares a las aplicadas en casos comerciales.

En el tema laboral, lo publicado por la USTR se circunscribe a que los países pendientes del TLC deben cumplir con los principios de la Organización Internacional del Trabajo: eliminación de trabajo forzado, libertad de asociación y no discriminación, entre otros. La violación de estos principios será sancionada con multas basadas en la cantidad de la lesión comercial.

"El acuerdo conceptual persigue promover el cumplimiento de los máximos estándares laborales, a su vez que persigue los máximos niveles de competitividad de las empresas que deseen acceder al mercado de contrataciones públicas de nuestros países", recalcó Sheffer. En el tema de inversiones, EU quiere dejar por escrito el principio de trato nacional, para que inversionistas extranjeros no gocen de mejores condiciones en su territorio a través del tratado.

keywords:
source: La Prensa