Ecuador busca un "tratado de comercio" con EE.UU.

Ecuador busca un "tratado de comercio" con EE.UU.

Portoviejo, 14-05-2009

Quito.- El ministro ecuatoriano de Relaciones Exteriores, Fánder Falconí, aseguró hoy que su país busca concretar un tratado de comercio para el desarrollo con Estados Unidos, que no se limita a asuntos netamente comerciales.

Falconí dijo en la Radio Quito que los tratados de comercio para el desarrollo "deben sostenerse no solo en temas comerciales y, peor aún, en temas netamente de desgravación arancelaria, sino que tienen que tener pilares de diálogo político y de cooperación para reducir las asimetrías que separan a las economías globales".

En sus relaciones comerciales, el país debe dar un "paso cualitativo" y "romper la posibilidad de hacernos una condena histórica a ser exportadores netos de materias primas", señaló.

El titular de la diplomacia ecuatoriana apuntó que la premisa en la negociación comercial con cualquier país es, entre otras, lograr la desconcentración de mercados y de productos.

El canciller señaló que con Washington se mantiene una "agenda de respeto mutuo" en la que Quito ha puntualizado que "si bien son importantes los temas de seguridad y de combate contra el narcotráfico, es importante mantener una agenda mucho más propositiva que amplíe el espectro de las relaciones".

"Esto significa, por ejemplo, entrar a conversar y profundizar temas relacionados con asuntos comerciales, migratorios, de derechos humanos y tener una agenda que se base en respeto mutuo, complementariedad y asimetrías que existen especialmente en el tema comercial", explicó.

Destacó que se dio un paso "muy importante" en la relación con Washington tras la Cumbre de las Américas pues se han concretado diálogos directos, como el mantenido entre el presidente de Ecuador, Rafael Correa, y de EE.UU., Barack Obama.

Reiteró el rechazo de Ecuador a los tratados de libre comercio (TLC) al considerarlos perjudiciales.

Los TLC "han demostrado que consolidan estructuras de intercambio desigual, que consagran una división internacional del trabajo injusto, que excluyen segmentos productivos sumamente significativos en la producción, que depredan la naturaleza y, además, destruye los procesos de integración", anotó. EFE

keywords:
source: El Diario