La Unión Europea y el Mercosur negocian en secreto un tratado de libre comercio

La Unión Europea y el Mercosur negocian en secreto un tratado de libre comercio

21-3-14

JPEG - 21.3 kb

Ante la nueva reunión de los equipos negociadores los movimientos populares decimos NO al tratado de liberalización comercial. Frente al proyecto de mercado reafirmamos la integración desde los pueblos.

En noviembre de 2005 la resistencia y movilización de los movimientos populares de Nuestra América logró enterrar el ALCA. Los mandatarios y pueblos latinoamericanos rechazamos las órdenes del imperio de someternos a un área de “libre comercio” en las Américas. Las ruinosas consecuencias para los sectores populares de ese “libre comercio” hoy quedan en evidencia con la degradación de las condiciones de vida de los pueblos en aquellos países que firmaron estos tratados con Estados Unidos.

8 años después, vemos con preocupación los intentos de recrear un nuevo ALCA con las negociaciones de un Tratado comercial entre los países del MERCOSUR y la UNION EUROPEA que tendrán hoy 21/3 una nueva reunión en Bruselas. Ante ello, los movimientos populares abajo firmantes:

Denunciamos que estas negociaciones se realizan de forma secreta y confidencial, sin información oficial sobre las cuestiones y propuestas en debate, y exigimos que se hagan públicas. Toda la población tiene derecho a conocer y discutir las consecuencias de este acuerdo comercial.

Instamos también a los gobiernos de los países del Mercosur y a las autoridades de este bloque regional a garantizar los procesos de consulta con las organizaciones populares y el conjunto de la población.

Alertamos que este tratado amenaza con profundizar la dependencia de Argentina y la región con una integración basada en la exportación de bienes primarios y la importación de productos industriales europeos.

Además tendrá como consecuencia el desmantelamiento de los sistemas de protección social y laboral y reducirá las capacidades de intervención estatal y pública en favor de los pueblos y de un proyecto de país y de región alternativo.

No permitiremos que se promocionen inversiones europeas que buscan transferir a nuestros países emprendimientos extractivistas y contaminantes, devastadores de los pueblos y la Madre Tierra, con el efecto de eludir las regulaciones ambientales existentes en su continente.

Un acuerdo así seguramente profundizará la subordinación de Argentina y de la región a los dictados del CIADI y los organismos financieros internacionales. Proponemos que los gobiernos del Mercosur sigan el ejemplo de la República Bolivariana de Venezuela que en 2012 se retiró de dicho organismo internacional y cuestionó su legitimidad como árbitro “imparcial” global en temas comerciales.

Porque la integración que necesitan nuestros pueblos debe basarse en la solidaridad, la justicia y la reciprocidad y no en el “libre comercio”; convocamos a ampliar este debate y organización frente al avance de este tratado y del resto de las iniciativas de liberalización comercial en marcha.

Inmediata y amplia publicidad de los términos de las negociaciones en curso.

Convocatoria a un debate público y democrático sobre las consecuencias económicas, sociales, ambientales y culturales de dichas negociaciones.

Solidaridad con los movimientos sociales europeos que resisten al ajuste.

No al tratado de libre comercio entre la Unión Europea y el Mercosur. No a la militarización de nuestro continente promovida por las potencias imperiales.

Sí a la integración de los pueblos basada en los principios de igualdad, solidaridad, reciprocidad, complementariedad y defensa de la Madre Tierra. Por la defensa de nuestros bienes comunes sociales, naturales y de nuestros territorios. En defensa de las soberanías populares y de la soberanía alimentaria de los pueblos nuestroamericanos.

ARTICULACIÓN CONTINENTAL DE MOVIMIENTOS SOCIALES DEL ALBA

source: Rebelión