Neerlandesa Aram Asset Management notifica intención de acudir a arbitraje contra Perú

JPEG - 148.9 kb

CIAR | 4 de diciembre, 2018

Neerlandesa Aram Asset Management notifica intención de acudir a arbitraje contra Perú

El pasado 30 de noviembre, la compañía neerlandesa Aram Asset Management notificó su intención de acudir a arbitraje de inversiones contra el Gobierno de Perú en relación con la expropiación de sus negocios de comercialización de oro en 2013.

Una vez notificada la controversia, las partes tienen un plazo de tres meses para intentar su resolución de manera amigable. Si no fuera así, la reclamación -que AAM cifra en 65 millones de dólares más intereses, más dos millones de dólares por daños morales– se sometería a arbitraje del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (Ciadi).

La demanda de Aram Asset Management está relacionada con la expropiación por parte de Perú de sus inversiones en la comercialización de oro. Concretamente, con la incautación, por parte de la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (SUNAT), de dieciocho barras de oro compradas en 2013 por AAM a Mining Solutions.

Con el objetivo de cobrar una deuda que Mining Solutions mantenía con el Gobierno peruano, la SUNAT argumentó que el origen del oro era ilegal y que no se había transferido la propiedad y, según la notificación de intención de arbitraje de AAM, aportó una DUA (Declaración Única de Aduanas) adulterada.

En el documento dirigido al Gobierno peruano, la neerlandesa explica que: “Perú, haciendo uso desmedido de su autoridad, arbitraria, e injustamente impidió que AAM comercializara el oro de su propiedad, y sometió a la empresa, como a sus propietarios, a un injusto escarnio público vinculándola injustamente a delitos de lavado de activos”.

Daños morales

Además de la acusación de expropiación, Aram Asset Management denuncia que las acciones de Perú dañaron su imagen de marca, reputación y credibilidad. Como consecuencia de ello, la empresa fue censurada por bancos, medios, proveedores o refinerías estadounidenses lo que produjo que no pudiera seguir operando y le causó daños irreparables.

En la notificación se da cuenta también del reconocimiento de los tribunales peruanos a favor de la compañía admitiendo la persecución y la no vinculación al lavado de activos, así como que “entidades peruanas habían adulterado ciertas pruebas para acusar a AAM”.

Aram Asset Management está representado por Richard C. Lorenzo, Orlando Cabrera Colorado y Juliana de Valdenebro Garrido del despacho Hogan Lovells US LLP.

source: CIAR